Autonomía digital y tecnológica

Código e ideas para una internet distribuida

Linkoteca. Archivo de navegación


Rosalía trabajó 18 meses componiendo, produciendo y arreglando El mal querer de forma independiente y solo después de la repercusión de Malamente y Pienso en tú mirá (ambos videoclips financiados por ella) la multinacional discográfica Sony le ofreció un contrato.

Nadie ha atacado a Antonio Banderas, Óscar Jaenada o Jordi Mollà por trabajar en Estados Unidos como sí se ha ridiculizado a Penélope Cruz, Elsa Pataki o Paz Vega por hacer exactamente lo mismo. De Fernando Rey se aplaude que saliese en French Connection, de Sara Montiel se recuerda cómo le freía huevos con ajo a Marlon Brando.

La clase social de los hermanos Muñoz de Estopa fue uno de los baluartes de su éxito y no se les calificó, como ocurre con Rosalía, de “choni poligonera” o “cani de extrarradio”.

Existen algunos estudios científicos destinados a comprobarlo y la mayoría concluyen lo mismo: que la recuperación visible de los síntomas del animal depende de la percepción de los mismos de sus propietarios o el veterinario que le ha recetado la homeopatía, de modo que de nuevo hay un cerebro humano en el que puede estar calando el efecto placebo. En resumen, lo más probable es que un perro que ha tomado homeopatía siga igual de enfermo después, pero puede ocurrir que su dueño sí crea ver que los síntomas mejoran.

un estudio realizado en Facebook detectó que, de los 10 artículos más compartidos en esta red, 7 de ellos eran engañosos o contenían alguna información falsa. Además, en 2016, más de la mitad de los 20 artículos más compartidos con «cáncer» en sus titulares fueron desacreditados por médicos y autoridades sanitarias.

Los bulos más predominantes a los que se enfrentaban los médicos tenían que ver con las pseudoterapias, la alimentación, el cáncer y efectos secundarios de medicamentos. Sin embargo, la variedad de la desinformación sanitaria que se transmite por Internet es enorme: pollos a los que les administran hormonas para que crezcan, desodorantes y antitranspirantes que provocan cáncer de mama, un hospital que afirma que la quimioterapia es «la gran equivocación médica», el limón como cura del cáncer, plátanos infectados de SIDA…

La información sanitaria errónea siempre ha estado presente en las sociedades humanas, no es algo nuevo. No obstante, las nuevas tecnologías han cambiado las reglas del juego, por así decirlo. Los bulos de salud se expanden como nunca antes por las redes sociales gracias a su capacidad para llegar a miles o millones de personas en minutos u horas. Estas redes son amplificadores bestiales de la desinformación porque la desinformación suele presentarse de forma atractiva para el internauta. Los bulos más populares tienen contenidos claros, impactantes, llamativos o atractivos. También cuidan mucho la presentación y suelen ser muy visuales. Su rasgo más poderoso es despertar emociones en la audiencia, ya sea miedo, esperanza, sorpresa, curiosidad, indignación… Se sabe que las noticias se difunden mucho más cuando éstas despiertan reacciones emocionales porque nos sentimos más involucrados.

Además de las redes sociales, los buscadores de Internet son otro factor con un gran papel en la difusión de bulos de salud. Los grandes buscadores funcionan de forma automática basándose en unos algoritmos que determinan la posición de las páginas web en los resultados. No hay profesionales activos que filtren las informaciones sanitarias falsas o erróneas, sino que esto queda en manos de las «máquinas». Esto permite la visibilidad y difusión de ciertos contenidos en Internet que no llegarían muy lejos si existieran humanos vigilando.

Esta es una de las premisas de ECO. Transformar la lógica de los cuidados en los Centros de Mayores hacia una apuesta fuerte por fortalecer sus lazos interpersonales.

De esta forma, ECO trabaja desde la creación de redes de apoyo comunitarias en el centro, usando la música, los recuerdos y las vivencias de los participantes como herramientas principales.

Esta serendipia nos pasa bastante a menudo en Panic. Lo que llamamos: «hacer visible lo invisible»

Cantantes, músicas, amantes del baile… Los talentos ocultos empezaron a florecer:
«Cómo puede ser que llevemos tanto tiempo aquí y no conociera esta parte de ti?»

…un programa de Pata Negra dedicado a los hermanos Rafael y Raimundo Amador y a uno de los discos más importantes de la historia del flamenco moderno y el pop español, Blues de la frontera, un disco en la orilla del rock y del flamenco, una obra maestra en la que se ha sumergido el periodista musical Marcos Gendre para escribir: “Blues de la frontera. Anarquía y libertad de los Amador”.

An SSD does functionally everything a hard drive does, but data is instead stored on interconnected flash-memory chips that retain the data even when there’s no power present. These flash chips are of a different type than the kind used in USB thumb drives, and are typically faster and more reliable.

The PC hard drive form factor standardized at 5.25 inches in the early 1980s, with the now-familiar 3.5-inch desktop-class and 2.5-inch notebook-class drives coming soon thereafter. The internal cable interface has changed from serial to IDE (now frequently called Parallel ATA, or PATA) to SCSI to Serial ATA (SATA)

An SSD-equipped PC will boot in less than a minute, and often in just seconds. A hard drive requires time to speed up to operating specs, and it will continue to be slower than an SSD during normal use.

Because of their rotary recording surfaces, hard drives work best with larger files that are laid down in contiguous blocks. That way, the drive head can start and end its read in one continuous motion. When hard drives start to fill up, bits of large files end up scattered around the disk platter, causing the drive to suffer from what’s called fragmentation. While read/write algorithms have improved to the point that the effect is minimized, hard drives can still become fragmented to the point of affecting performance. SSDs can’t, however, because the lack of a physical read head means data can be stored anywhere without penalty. Thus, SSDs are inherently faster.

An SSD has no moving parts, so it is more likely to keep your data safe in the event you drop your laptop bag or your system gets shaken while it’s operating.

SSDs make no noise at all; they’re non-mechanical.

An SSD doesn’t have to expend electricity spinning up a platter from a standstill. Consequently, none of the energy consumed by the SSD is wasted as friction or noise, rendering them more efficient.

While it is true that SSDs wear out over time (each cell in a flash-memory bank can be written to and erased a limited number of times), thanks to TRIM command technology that dynamically optimizes these read/write cycles, you’re more likely to discard the system for obsolescence (after six years or so) before you start running into read/write errors with an SSD.

Un centro social es una institución anómala. Funciona de acuerdo con lógicas a las que no estamos acostumbrados. La vida de un centro social viene regulada por los propios participantes en el mismo, sin mediación de la administración y tampoco de empresas comerciales. La responsabilidad es colectiva, la actividad es colectiva, la administración es colectiva.

Su éxito radicaba en que no hacía falta más que interés e iniciativa para usar estos espacios.

Sólo en la región de Madrid existen unos 60 espacios de este tipo.

En España hay más de 600 centros sociales.

En muchas ciudades alemanas e italianas los centros sociales son realidades tan corrientes que las instituciones los han acabado por reconocer, los han dejado de molestar.

Pocas ciudades han sido tan inteligentes, en este sentido, como la ciudad de Nápoles. Allí, la alcaldía, a instancias de la mayor parte de los movimientos sociales de la ciudad, ha establecido un estatuto particular para los centros sociales. Los espacios napolitanos han sido declarados comunes urbanos. Esto quiere decir, sencillamente, que el ayuntamiento los considera entidades legítimas; y a su vez entidades que no son de su competencia.

Un centro social es así un comunal urbano, un espacio sobre el que una parte de la ciudadanía decide tomar posesión, gestionarlo directamente y generar una riqueza que ni el mercado ni ninguna burocracia serían capaces jamás de producir.

Suite à la liste des sites web en .gouv.fr générée sur le dépôt GitHub gouvfrlist, voici une représentation des domaines et sous-domaines par ministère et administrations (déconcentrées). Nous nous sommes également appuyé sur la liste du top 250 des démarches administratives, la liste des sites en .gouv.fr datant de 2014 et surtout la liste des noms de domaine .fr de l’AFNIC en open data .

Data

Les données ont été retraitées et sont accessible dans ce fichier d’import KUMU et sont publiées sur un jeu de données sur data.gouv.fr

Les noms de domaines considérés comme (possiblement) inutile/inutilisé sont listés dans le fichier contenant les noms de domaines en gouv.fr de l’AFNIC de Juillet 2019.

A pesar de la falta de datos oficiales, la realidad es que la gentrificación en Valencia está siguiendo el mismo camino que el de ciudades como Madrid o Barcelona. Según los datos de las plataformas inmobiliarias, en Ciutat Vella, una de cada diez viviendas del barrio está publicitada en Airbnb, y en Russafa, el porcentaje está entre el 7% y el 10%. Esta situación, que se está comenzando a extender por más barrios de la ciudad, ha provocado una subida del precio medio del alquiler. Según datos extraídos del portal inmobiliario Fotocasa, el precio medio para arrendar una vivienda ha subido un 45% desde el año 2014, y un 10% tan solo el año pasado. En 2017 tuvieron lugar 1.096 desahucios en toda Valencia, de los cuales un 75% fueron derivados del impago del alquiler. Aunque no existen datos oficiales, estas expulsiones de gran parte del vecindario son invisibles y se están dando con mayor fuerza aún en los barrios del centro que se están viendo vaciados de residentes, Ciutat Vella y Russafa.

El caso del barrio de Russafa destaca por ser víctima de dos procesos a la par, el de gentrificación y el de turistificación, ambos derivados del crecimiento inmobiliario. Para la portavoz de la Plataforma per Russafa, Inma Bauset, el barrio ha pasado por cuatro etapas hasta llegar a la situación actual: abandono, estigmatización, regeneración y mercantilización.

A pesar de estas señales, desde la asociación Russafa Veïnal denuncian que el Ayuntamiento de Valencia no ha declarado el barrio de Russafa como una Zona Turísticamente Saturada, sin tener en cuenta las continuas peticiones de los vecinos.

Actualmente los vecinos de este distrito están en pleno proceso de alegaciones para la aprobación del PEP (Plan Especial de Protección) de Ciutat Vella, que tiene como objetivo paralizar la concesión de licencias turísticas y fomentar la ‘residencialidad’ en el barrio. Para Lluís Mira, este plan “promueve la turistificación y es una desprotección absoluta para los vecinos”.

Las plataformas vecinales, englobadas en València no està en venda, coinciden en que ni el territorio ni la vivienda deben ser una mercancía en beneficio de unos pocos y en perjuicio de la mayoría, sino que deben ser un derecho de las personas y un bien común a gestionar.

…en la playa Bakers Beach de San Francisco, en la noche del solsticio de verano de 1986. Esa noche se reunieron cuatro amigos para nada en concreto, pasarlo bien, hasta que en algún momento a uno de ellos se le ocurrió quemar una estructura de madera de unos tres metros que representaba, según algunos, a una exnovia a la que quería olvidar, prendiéndole fuego, claro. Al verano siguiente repitieron el número, se acercaron más mirones a pasarlo bien. Y al siguiente se juntó aún más gente, hasta que al cuarto año la poli les dijo que se marcharan de ahí porque no tenían permiso y entonces fue cuando de verdad empezó lo bueno.

Suicide Club, un grupo de exalumnos de la Communiversity, la universidad gratuita de San Francisco, que hacían cosas como recorrer en manada el alcantarillado de la ciudad o subirse al tranvía en pelotas. Para cuando llegaron los ochenta, el Suicide Club se transformó en la Cacophony Society

A la Cacophony también debemos el Billboard Liberation Front, un puñado de artistas que tuneaba carteles de publicidad de carretera

el Atomic Café, unas reuniones inspiradas en la serie Mad Max que tenían lugar en sitios raros como un antiguo almacén gubernamental de miembros ortopédicos o las ruinas de una fábrica de pasta de dientes abandonada.

Había que poner un poco de orden en todo aquello, así que Mikel fundó los Rangers, unas patrullas de voluntarios que velan por la seguridad de los asistentes

en el 98 se propuso el diseño en círculo, un poco como un circo a la romana, alrededor de la «playa» donde se levanta el Burning Man. Toda esta infraestructura en pleno desierto la empiezan a levantar los voluntarios un mes antes, cuando clavan The Golden Spike, ‘el clavo de oro’, con el mismo martillo desde el 98

La filosofía del festival no es de trueque, como creen los novatos, es de ofrecer algo al festival

El círculo está dividido en secciones, una mitad más de desfase y raves y otra de silencio, más tranquila. En las primeras filas se ponen las mejores raves y espectáculos, y los campamentos que ofrecen mejores servicios. En medio está el campamento central, donde hay hielo y café

What kind of an organization would the Hub become as it expanded globally? Or, to be more specific, how would it navigate the tension between serving a movement, building a business, and sustaining a network?

“Everyone has ideas for making the world a better place,” he says. “But where does one go to make them happen? We felt there was a crisis of access to the experience, infrastructure, and networks needed to turn ideas into reality. We discovered a whole set of people trying to realize good ideas from their bedrooms—lonely, cut off from the world. So it dawned on us: What if these people could come together in the same physical space and have a place to connect?”

The main idea was to create a place where unlikely allies would meet by serendipity.

To catalyze that kind of interaction, Hub founders introduced the concept of hosting. “We didn’t want any traditional receptionists. We wanted to host people in the same way that you would host someone in your house or at a party—making guests feel at home and introducing them to people they should meet,”

As part of its hosting effort, the Hub began organizing various community-oriented events, including weekly lunches, business clinics, and skill-sharing sessions.

Over the next couple of years, the Hub started to expand as a movement of like-minded people who were building roughly similar Hub communities. There was no global structure to guide or limit them. That lack of clear rules was appealing to many Hub founders; it gave them the freedom to develop their own version of the Hub model.

“Essentially, we were caught up in a tension: Do we foster a movement of Hub-like spaces? Or do we franchise?” Robinson says. “We wanted to borrow a little from the corporate franchise culture of codifying best practices and expectations around a shared intent. But we also wanted to borrow from the energy that movements develop as they spread around the world. So we were trying to pick the best bits of both operating models and to create something of a hybrid—a model that could serve the huge potential that we saw.”

… a “social franchise” model. Under the model, new Hubs would pay a substantial joining fee and a share of their ongoing revenue to the global Hub organization. In exchange, they would receive a license to use the Hub brand, along with dedicated support from a central team that would help them launch operations and increase their impact. (Existing Hubs would be able to join the franchise system under a special set of terms.) To enable the organization to expand globally, Jonathan Robinson founded Hub World, a limited company headquartered in London. The new company would provide central services—technology support, knowledge codification, quality control—to local Hubs. The core Hub team also began to develop a “suitcase” of best practices that would help Hub founders to meet challenges related to space design, community building, and business planning.

An Alternative Model Takes Shape

The core of the plan involved the creation of a new entity called the Hub Association.

The association would own a limited company called Hub GmbH, which would have a mandate to facilitate collaboration across the Hub network, to provide local support, and to grant licenses to new Hub sites.

One principle of the association was to keep the center as lean as possible and to delegate much of the necessary work to people based in local Hubs. Toward that end, Hub leaders introduced a Sister Hub system and other peer-based structures to guide new initiatives.

the Hub Association inverted the centralized structure of Hub World. In place of that structure, it adopted a distributed model in which every Hub would be accountable for the whole.

In the new structure, as in the earlier structure, member Hubs would pay a joining fee and an ongoing revenue share.

New Challenges Emerge

Hub leaders introduced a peer-review mechanism.

Under the revised process, applicants must first obtain a referral from an existing Hub to gain candidate status. Next they must submit a feasibility study and receive the backing of a second Hub. Then existing Hubs vote as a group on whether to accept applicants into the Hub Association. This approach not only ensures that the quality of applicants will be high, but also helps build a strong relationship between each new Hub and other local Hub sites. “The main challenge in this process is how to maintain quality standards without getting standardized,”

“Essentially, we’re becoming a platform that connects people to meaningful content, both locally and globally,”

Hub Founders Look Back—and Look Ahead

The effort to resolve such tensions led Hub leaders to a crucial insight: Along with being a movement, along with being a business, the organization that they had created over the years was fundamentally a network—a community of like-minded peers who have a common purpose and a commitment to collaborate with each other. The network model differs from the other two organizational models in important ways. Whereas a movement is open to anyone who will follow its core vision, a network has boundaries that reflect more or less explicit principles regarding how people will work together. Unlike a business, meanwhile, a network involves relationships that are collaborative rather than transactional. Simply put: A movement attracts passion-fueled activists, a franchise attracts transaction-oriented managers, and a network attracts peer-driven entrepreneurs.

Which model is most effective when it comes to scaling up an organization for global impact? The case of the Hub suggests that a hybrid model may be most workable. But which sort of hybrid? For Hub leaders, the answer was to combine the spirit of a movement and the mechanics of a business within a co-owned network that allows for entrepreneurial freedom. The result is a distributed power structure that thrives on the self-organizing capacity of its members.

… para la industria algorítmica, el software libre supone la incorporación de medios de producción a coste cero. Capital gratis. No es de extrañar que empresas como Facebook, Google o Microsoft hayan apostado tan decididamente por desarrollar y compartir código abierto. Todas comparten la misma mesa, ríen en el festín de la ganancia y brindan a la salud del trabajo gratuito. Irónicamente, mediante su implicación en el software libre, esas empresas mejoran su imagen de marca ante un proletariado tecnológico tan bienintencionado como desprovisto de las herramientas necesarias para decodificar las reglas del juego del que forman parte.

El software libre ha acabado siendo funcional al capitalismo. Hay aplicaciones que resultan útiles hasta cierto punto y que, también hasta cierto punto, han logrado introducirse en circuitos no mercantilistas. Son generalmente aplicaciones de uso final; sistemas operativos, navegadores, gestores de correo, editores de texto o reproductores multimedia al alcance de cualquiera que disponga de una conexión a Internet. Pero estas aplicaciones son, en general, poco útiles para transformar las condiciones materiales de la gente por sí mismas, si no es para legitimar los esquemas liberales de facilitar la “igualdad de oportunidades” en la competición global. Gran parte de los estratos más necesitados ni siquiera dispone de los recursos para obtener hardware o de la alfabetización digital suficiente para extraer un beneficio de esas ofrendas.

… el caudal del software libre se bifurca; por una parte, una pequeña corriente de software desarrollado por los estratos acomodados y destinado a sí mismos. Por otra, un río amazónico de grandes meandros que desemboca generosamente en el mar de la reproducción del capital.

Sin menoscabo de los esfuerzos realizados hasta hoy por el activismo del software libre, es hora de pensar en un software privativo de clase; en un software militante.

“Quayside,” a 12-acre slice of Toronto waterfront in line to be developed by Sidewalk Labs, the urban-tech-focused subsidiary of Google’s parent company Alphabet. Launched in 2015 by its CEO, Dan Doctoroff, and a number of other Michael Bloomberg affiliates, Sidewalk Labs makes much of its urbanist bona fides. The company is now primarily focused on turning the patch of Toronto-owned land into what it calls the “world’s first neighborhood built from the internet up.”

Quayside would test a novel “outcome-based” zoning code focused on limiting things like pollution and noise rather than specific land uses. If it doesn’t bother the neighbors, one might operate a whiskey distillery in the middle of an apartment complex.

a data-harvesting, wifi-beaming “digital layer” that would underpin each proposed facet of Quayside life. According to Sidewalk Labs, this would provide “a single unified source of information about what is going on” to an astonishing level of detail, as well as a centralized platform for efficiently managing it all.

Those residents might not have a choice in how much privacy they give up to call Quayside home, even if they don’t like the terms of use. The same could be said for anyone who uses its public spaces.

La «guerrilla» de Lawrence de Arabia

«Dejar todos los libros que se han leído de lado, toda la teoría aprendida. Para que los libros no piensen por uno, si no que sea uno el que piense a través de los libros.»

Dejar un poco de lado los modelos teóricos y desarrollar una estrategia a partir de la situación real, de lo que realmente hay.

«La idea de totalidad choca y debilita la multiplicidad, las potencialidades de las partes.»
En la estrategia clásica todas las fuerzas se subordinan al estado mayor.
Sustituir la lógica jerárquica de la escalera: táctica, estrategia, medio, fin, batalla, guerra. Por otros tres elementos: algebraico, biológico y psicológico.
Los árabes podían ser eficaces a su manera, no a la manera clásica de hacer la guerra.

«La atención es un ejercicio de amor.»

La vía china del no-hacer: wu wei

François Jullien: «China permite mirar Occidente desde un afuera, desde un punto de exterioridad.»
François Jullien. Traité de l’efficacité»Tratado de la eficacia» y un resumen «Conferencia sobre la eficacia». Revisión del concepto de eficacia en Occidente y en China analizando el contexto militar.

La eficacia en Occidente sigue una lógica platónica. Se establece un modelo y luego se aplica a un caso, se ejecuta el plan, se aterriza la idea. Lo primero es el pensamiento, luego viene la fuerza de voluntad para ejecutarlo. La cultura del proyecto es platónica. Modelizar y aplicar. Pensar y ejecutar. Por este orden.

La eficacia en China para empezar se cambia por eficiencia. Ellos hablan de eficiencia. Allí no hay plan. Hay en cambio escucha y atención para detectar el «potencial de situación», el «factor facilitador», las potencias que existen en el entorno, qué fuerzas están trabajando lo real y se dejan llevar por ellas para ir a donde quieren. La metáfora sería el surfista que aprovecha las olas para llegar a la orilla.

En griego teoría significa mirada, capacidad de contemplación. El sentido predominante en China es la escucha.

En China, como hacía Lawrence de Arabia, parten de la situación, no del modelo. El gran general chino es el que sabe encontrar la pendiente para poder rodar.

No hay personas valientes y cobardes, hay personas en posición de valentía y en posición de cobardía. No depende del yo.

No hay medios y fines, hay propensiones. Hay potencias en lo real que hay que conseguir explotar y aprovechar. No hay una idea clara de finalidad, hay propensión. Si se tienen demasiados objetivos, si hay una fijación rígida en conseguir un objetivo se impide el movimiento, uno se inmobiliza. No hay una idea de progreso, hay una idea de propensión hacia una fuerza que te va a llevar, pero no de una manera prevista con anterioridad.

La idea de ocasión en Occidente es difícil de agarrar (por los pelos: la pintan calva). En China no hay que agarrarla, va madurando y cae cuando está lista. Alguien tiene que recogerla, por eso hay que estar a la escucha.

Cuando no hay potencial de situación, cuando no pasa nada. Es un momento peligroso. Hay que volver a la normalidad, hay que reaprender a convivir con la normalidad. Hay que volver a aprender a saber esperar. Película de Joaquim Jorda: 20 años no son nada.

La idea del disimulo de Jean François Liotard

Amador advierte que todas estas experiencias, estas ideas no hay que convertirlas en modelos aplicables a todos los casos. Podríamos decir que hay que mantener una relación promiscua con las ideas, no casarse con ninguna de ellas.

La idea del disimulo es una idea para una situación sin salida. Situaciones en las que el oponente tiene todo el espacio. Una situación sin salida es cerrada. Puede ser cerrada teniendo muchas falsas salidas, hay elecciones a tomar que no permiten salir realmente de la situación. Un supermercado con muchos producctos del mismo tipo; un sistema político en el que todos los partidos proponen los mismo. En estos casos hay «un código» que controla la situación: dice lo que es posible y lo que no, lo que es visible y lo que no, un código que se presenta como omnipotente, codifica todo lo que pasa. En estas situaciones, las opciones antagonistas tampoco dan salida, están también contempladas por el código, refuerzan al código. Hay veces que incluso legitima el código. Los enemigos del código están codificados por él mismo, construidos de la manera que él necesita, así que lo refuerzan.

Una manera de leer es intentar entender lo que el autor quiere decir. Otra manera menos torpe, dice Amador, es desarrollar nuevos sentidos cuando se lee. Esto lleva a no repetir lo que un autor dice, sino conectarse con lo que un autor dice, aprovechar su corriente de pensamiento (una manera muy china de leer).

Para definir o identificar una situación sin salida. El que controla los efectos (y los afectos) tiene el poder. Al otro lado, los que están en una situación sin salida, controlados, impotentes.

Cuando se habla con estereotipos se está usando el lenguaje del poder, del código, se es un eco del poder. Para Liotard no hay que pasar de la impotencia al poder, no hay que intentar esta vía heroica. Hay que pasar de la impotencia al «impoder». No propone ser dueños de los efectos, no propone ser soberanos, no pretende conseguir la soberanía, propone dejar de ser víctimas.

Características del disimulo

1. Se juega en el terrero del otro. La estrategia del disimulo, del pasador, juega en campo enemigo, no hay zona buena, no ha elegido su lugar, no se resigna a ella pero parte de ella. No realiza una acción heroica como el guerrero, sino una acción sutil, imperceptible por el código. El guerrero realiza una acción bella y después muere porque es detectado por el código.

El disimulo es una potencia de ambigüedad. Es una estrategia de supervivencia no de victoria. Estrategias informales.

2. Sensibilidad táctica con los símbolos. El disimulo promueve fidelidad a las intensidades, no a los símbolos. Los símbolos no hacen pasar intensidades, ya no. Lo que interesan son los símbolos que hacen pasar intensidades, que hacen ocurrir cosas, hay que estar dispuesto a traicionar los símbolos establecidos, pasados.

3. Flexibilidad moral o inmoralismo estratégico. Estrategia más que moralidad.

El programa de sensibilización y concienciación sobre la despoblación contempla la creación de un fichero de casas y de tierras y la celebración de un seminario sobre despoblación

La iniciativa, bajo el lema ‘Frenemos la despoblación de nuestros pueblos’, consiste en la creación de un fichero de casas sin habitar y tierras abandonas, a través de la recogida de los datos de los propietarios que quieran cederlas, alquilarlas o venderlas.

En la primera fase que se ha desarrollado desde el pasado mes de julio, los seis centros de Castilla y León han registrado un total de 168 casas, 35 terrenos y algunos recursos como una tienda o una finca-granja.

The Civic Data Design Lab works with data to understand it for public good. We seek to develop alternative practices which can make the work we do with data and images richer, smarter, more relevant, and more responsive to the needs and interests of citizens traditionally on the margins of policy development.

Chrome itself has about 72 percent of the desktop-browser market share. Edge has about 4 percent. Opera, based on Chromium, has another 2 percent. The abandoned, no-longer-updated Internet Explorer has 5 percent, and Safari—only available on macOS—about 5 percent. When Microsoft’s transition is complete, we’re looking at a world where Chrome and Chrome-derivatives take about 80 percent of the market, with only Firefox, at 9 percent, actively maintained and available cross-platform.

The mobile story has stronger representation from Safari, thanks to the iPhone, but overall tells a similar story. Chrome has 53 percent directly, plus another 6 percent from Samsung Internet, another 5 percent from Opera, and another 2 percent from Android browser. Safari has about 22 percent, with the Chinese UC Browser sitting at about 9 percent. That’s two-thirds of the mobile market going to Chrome and Chrome derivatives.

Back in 2009, Google introduced SPDY, a proprietary replacement for HTTP that addressed what Google saw as certain performance issues with existing HTTP/1.1.

SPDY was subsequently used as the basis for HTTP/2, a major revision to the HTTP protocol developed by the Internet Engineering Task Force (IETF), the consortium that develops Internet protocols with members from across the industry. While SPDY did initiate the HTTP/2 work, the protocol finally delivered in 2015 was extensively modified from Google’s initial offering.

YouTube uses a feature called HTML imports to load scripts. HTML imports haven’t been widely adopted, either by developers or browsers alike, and ECMAScript modules are expected to serve the same role. But they’re available in Chrome and used by YouTube. For Firefox and Edge, YouTube sends a JavaScript implementation of HTML imports which carries significant performance overheads. The result? YouTube pages that load in a second in Chrome take many seconds to load in other browsers.

Microsoft is committed to shipping and supporting whatever proprietary tech Google wants to develop, whether Microsoft likes it or not. Microsoft has been very explicit that its adoption of Chromium is to ensure maximal Chrome compatibility, and the company says that it is developing new engineering processes to ensure that it can rapidly integrate, test, and distribute any changes from upstream—it doesn’t ever want to be in the position of substantially lagging behind Google’s browser.

But this commitment ties Microsoft’s hands: it means that the company can’t ever meaningfully fork Chromium and diverge from its development path, because doing so will jeopardize that compatibility and increase the cost and complexity of incorporating Google’s changes. This means that, even if Google takes Chromium in a direction that Microsoft disagrees with or opposes, Microsoft will have little option but to follow along regardless.

The Community Casnvas

A framework to help you build meaningful communities.

For each of the 17 themes, we have identified a set of questions that will help find the right answers for your own community. We provide worksheets to make the questions actionable.

While the Canvas doesn’t give answers, we provide further background for each of the 17 themes, based on our observations and feedback from leading community builders. In future versions we’re going to include case studies for each theme.

…the work my group does focuses on social justice and on the inclusion of marginalized individuals and points of view. It’s hard to do that work with a straight face in a place that violated its own values so clearly in working with Epstein and in disguising that relationship.

For me, the deep involvement of Epstein in the life of the Media Lab is something that makes my work impossible to carry forward there.

My first priority is taking care of my students and staff, who shouldn’t have to suffer because Joi made a bad decision and I decided I couldn’t live with it. My second priority is to help anyone at the Media Lab who wants to turn this terrible situation into a chance to make the Lab a better place. That includes Joi, if he’s able to do the work necessary to transform the Media Lab into a place that’s more consistent with its stated values.

I’m aware of the privilege that it’s been to work at a place filled with as much creativity and brilliance as the Media Lab. But I’m also aware that privilege can be blinding, and can cause people to ignore situations that should be simple matters of right and wrong.

We often see people funneling their passion into keeping beloved devices in operation long past their manufacturer’s intent. These replacement Thinkpad motherboards (translated) bring old (yet beloved) Thinkpads a much desired processor upgrade. This is the work of the user [HOPE] on the enthusiast forum 51nb. The hack exemplifies what happens when that passion for legendary gear hits deep electrical expertise and available manufacturing. This isn’t your regular laptop refurbishment, [HOPE] is building something new.

So am I happy with my X210? Sure. It serves my needs well enough, and I appreciate its main advantages over other laptops with 8th gen U-series CPUs–the classic keyboard and 1920×1200 display. But if I could go back in time, I might’ve bought a T440p because it has similar performance and battery life for a much cheaper price (and I could recycle my DDR3 RAM from my X220T, too), although its weight and size are detriments as well as the fact that it can only ever go up to 16 GB RAM. Or maybe it would’ve been better to get a brand new T470p, which costs about as much, although it would be missing the «cool factor.»

Setting things up took a while because I couldn’t get away with just installing Ubuntu and then running sudo apt-get update && sudo apt-get upgrade. Power consumption is slightly higher than what would be ideal. BIOS requires Windows (or FreeDOS) to update. Overall a good machine but IMO maybe not worth the high price and hassle.

Formalmente compartir conocimiento es una práctica habitual de cualquier proceso de aprendizaje, pero ella misma ha evolucionado negativamente en el proceso. Hemos dejado de lado otros aspectos fundamentales como son la curiosidad, la lectura pausada de la documentación oficial, las recomendaciones de los pesos pesados en ciertas materias y nos hemos quedado en la superficie de la mayoría de los problemas de una forma meramente oportunista o ligada al falso incremento de la productividad personal/grupal.

Nadie quiere que se deje de usar StackOverflow. Lo vamos a seguir usando, con cariño. Nos encanta. Lo que hago es un llamamiento a que por un lado exploréis documentación oficial cuando lo tengáis claro o realmente sea necesario, y por otro a separaros de la respuesta fácil descontextualizada. Tenéis que intentar construir soluciones serias y no cargada de piezas de código heterogéneas. Y además, y más importante, tenéis que entrenar vuestros cerebros.

The X210 is an X201 chassis with:

A Core i7 8550u (4 cores, turbo boost up to 4GHz)
2× DDR4 SODIMM slots. I put 32 GB of RAM in.
2× mini PCI Express slots. There’s an 802.11/Bluetooth card in one. The other is empty but could be used for LTE or a second wireless card.
An M.2 NVMe slot. I put a 2TB SSD in it.
A 2.5” SATA bay. I left it empty, but it’s possible to put a second SSD in.
An upgraded screen (12.6 inch, 2880×1920, 450 nits, wide gamut). The bezel is cut to make room for the 3:2 aspect ratio. There is no webcam.
Mini DisplayPort & VGA out.
3× USB 3.1 ports (no USB-C).
SD card reader.
Gigabit ethernet.
Physical switch to toggle Wifi/Bluetooth.
Headphone & microphone jacks.
Internal microphone & speakers.

The X210 is sold as either a motherboard that you install into your own chassis or as a barebones laptop where you bring your own RAM, SSD, and battery. I got the barebones kit.

The X62 is a niche product, but it really scratches an itch for me. There’s no other way to get a 4:3 matte screen, a great keyboard, and modern performance. My MacBook has become my secondary laptop. I’ve only taken it out of the house once since I got the X62, and that was for my Oregon bikepacking trip.

Ces fichiers contiennent l’ensemble des communes françaises, y compris les DOM, Mayotte et Saint-Pierre-et-Miquelon. Pour Paris, Lyon, Marseille, ce sont les limites d’arrondissements qui sont fournies à la place des limites de communes.

Pour chaque commune ou arrondissement, les attributs suivants sont ajoutés:

insee: code INSEE à 5 caractères de la commune
nom: nom de la commune (tel que figurant dans OpenStreetMap, si possible conforme aux règles de toponymie)
wikipedia: entrée wikipédia (code langue suivi du nom de l’article)
surf_ha : surface en hectares de la commune

Comment avez-vous conçu le modèle publicitaire ?

Nous avons inversé le modèle et laissé le public décider quand il est d’accord pour regarder une pub et au profit de qui. Ils savent aussi combien elle génère de revenus (5 c pour le créateur). Il s’agit de responsabiliser les internautes jeunes plutôt que de les contraindre. Les 16-34 ans savent à 80 % que la pub sert à financer la gratuité du contenu sur internet. Mais quand on leur demande s’ils sont d’accord pour l’accepter, les mêmes 80% refusent, car ils la trouvent intrusive… Après la pub, une bannière propose d’aller sur le site de l’annonceur. Nos taux de clic sont jusqu’à 10 fois ceux des autres plateformes.Avec cette acceptation, nous diffusons des formats longs de 30 secondes et plus. Les formats «bumper» de 6 secondes de Youtube ne permettent de diffuser qu’un message ultra basique : le logo, une image marquante, le logo et c’est déjà fini ! Nous permettons de regagner la capacité à faire passer un réel message à l’internaute. L’annonceur passe de ‘tu vas avoir ton contenu, mais avant je t’embête avec ma pub’ à ‘je t’aide à récompenser les auteurs que tu aimes parce que tu m’y autorises’.

“Sueño con un mundo en el que cada uno tenga sus datos encriptados antes de subirlos a la red. Ahora mismo, la situación es que todo el mundo da sus datos sin recibir nada a cambio. Y los damos para todo. Le preguntamos a Siri por la recomendación de un restaurante para comer, para cualquier cosa. Creo que debería haber, y Microsoft lo ha planteado en ocasiones, un mercado de datos que la gente pudiera decidir si quiere dar sus datos y a cambio pudiera recibir un tipo de compensación”, explica. “Ahora en la inteligencia artificial se utilizan muchos algoritmos con múltiples propósitos, como el reconocimiento de caras, recomendaciones de libros, imágenes médicas y tratamientos… Pero hay un problema de privacidad porque si subes todos tus datos biológicos a la nube no sabes quién y cómo puede utilizarlos”

Fue fundadora de Women in Numbers, un exitoso colectivo para trabajar en red que se ha extendido a otros campos como el de las biomatemáticas, Lauter sostiene que la sociedad debería apoyar más a las mujeres.

We are scientists. We don’t blog. We don’t twitter. We take our time.

Science needs time to think. Science needs time to read, and time to fail. Science does not always know what it might be at right now

WP Migrate DB exports your database as a MySQL data dump (much like phpMyAdmin), does a find and replace on URLs and file paths, handles serialized data, then allows you to save it to your computer as an SQL file.

Do you hate your Internet Service Provider? Do you hate your Email Provider?

We’ll help you send them a GDPR Data Access Request designed to waste as much of their time as possible. They are legally required to respond to your request within 30 days!

…la expansión del tiempo productivo, que invade y permea el reproductivo…

…no quieran parar al haber unido el tiempo vital, reproductivo, al productivo hasta extremos en que el primero desaparece, entendido como una negación del segundo, el único válido.

…sólo aquello que pueda producir un beneficio rápido, inmediato, es válido y se desecha un tiempo lento, pausado, en el que se permita el error, la investigación profunda y libre.

…una vida acelerada, procesos acelerados en los que el objeto ya no es la expansión del conocimiento sino la producción constante de resultados inmediatos.

Before implementing a captcha, it’s worth considering if one is necessary to begin with. To help with evaluating this proposition, consider if your threat model is concerned over customized or uncustomized spam. Uncustomized spam is pervasive across many Internet protocols, and you will encounter it quickly after enabling HTTP, SSH, or many other protocols on a server. It is generally unintelligent, cheap to execute, and easy to block, even without captchas. Customized spam, however, is spam that has been written to specifically affect a given company, service, website, or user. As customized spam is created by an actor that is able to tailor it to your service, it is more dangerous than uncustomized spam, and more effort is required to effectively limit it.

Just because someone could spend hours (or minutes) writing a program to spam your website does not mean that someone will. Your personal blog about the latest vegan bacon is not a high-priority target for anyone. Adding a ReCAPTCHA to your Contact Me page is just a great way to get no one to talk to you. I’ve ran several websites with millions of pageviews that have received zero customized abuse and have spoken to other webmasters with similar experiences. Jeff Atwood of codinghorror.com once wrote similarly:

The comment form of my blog is protected by what I refer to as “naive captcha”, where the captcha term is the same every single time. This has to be the most ineffective captcha of all time, and yet it stops 99.9% of comment spam.

This is not a suggestion to do nothing, ignore basic security, and be unprepared for attacks, but rather to realistically consider your threat model and apply only what is necessary.

It’s been a few years since this kind of argument has come up, but it’s one that we’ve had to swat down a few times in the past: it’s the argument that somehow if a company offers a service for free, it means that they’ll absolutely snarf up all your data, and that requiring services be paid for directly by users somehow would fix that.

Of course, it seems rather easy to point out why that’s wrong with two examples. First we pay for other services such as our broadband and mobile data providers and they are so much worse on the privacy front, it’s not even remotely comparable. It’s not as if magically paying for the service has stopped AT&T or Verizon from being horrific on the privacy front. The snarfing up of data doesn’t go away if you pay for services.

Second, there are businesses that have been built on giving away free tools without having to snarf up your data. Indeed, that’s actually how Google succeeded for much of its early history. It didn’t need to know everything about you. It just needed to know what you were searching for. And that was massively successful. It’s true that, over time, Google has moved away from that, but others (like DuckDuckGo) have stepped into that space as well.

Las “Lanzaderas de Empleo” se desprenden de los comportamientos pasivos asociados de forma tradicional a la persona desempleada. Llaman al cambio y a la acción, al trabajo en equipo comprometido y proactivo para que las personas desempleadas recobren la ilusión y descubran todas las competencias y habilidades que disponen para encontrar trabajo y/o desarrollar su proyecto empresarial.

Construyendo equipo en un clima de confianza y ayuda mutua, mantienen sesiones de coaching, trabajan la inteligencia emocional, la comunicación y la creatividad; conocen nuevas técnicas de elaboración y presentación de currículos, analizan cómo afrontar las entrevistas de trabajo a través de diversas dinámicas, desarrollan mapas de empleabilidad y aprenden a trabajar la marca personal, a diferenciarse y posicionarse mejor en el mercado laboral. El objetivo último es el de mejorar su empleabilidad desde una óptica que los sitúa en una posición activa, comprometida y solidaria ante los grandes retos que impone la situación actual.

Hace unos días hemos certificado la construcción de unos juegos en un cole. Es la primera vez que esto ocurre y estamos muy contentos.

Certificar nos permite, por un lado, legitimar otro tipo de trabajo (entre lo formal y lo informal), frente a grandes empresas del sector que tienen actualmente el negocio de la homologación.

…situaciones de intercambio, transferencia, co-creación, combinando el análisis y la observación, con los diálogos abiertos y la activación de dispositivos que permitan el prototipado, la experimentación, la participación de expertos cruzados con otros conocimientos situados…

Autor: Ricardo Amasté

Poner en valor el análisis, los datos, las mediciones. Pero no caer en el error de que eso suplante las conversaciones, los encuentros. Sólo de esa forma los fríos datos podrán mantener viva la llama de la confianza. Conseguir que las cuentas ayuden a contar historias, a hacer comunidad.

Saber que si medimos (si es que hay que medir) es para maximizar la capacidad de sentir. Para hacer efectivo el derecho a la cultura (de manera equilibrada con su función como recurso). Para que ese derecho sea no solo a acceder a lo creado, sino a crear.

Y es que no podemos pasar de puntillas sobre la tendencia de medir y cuantificar (también) en lo cultural en este tiempo neoliberal. Una práctica de la que ya no parece haber escapatoria, que tras engañosos parabienes, nos somete a su lógica y nos convierte principalmente en factor de una abstracta (o quizá no tanto) cuenta de resultados.

…medir, contar, casi siempre beneficia a quien tiene el poder y quiere mantener su dominio.

…si la práctica artística es ante todo un ejercicio exploratorio e impredecible, en vez de medir, lo que se debería incentivar es el merodear, juguetear, vislumbrar.

…si vamos a medir (si nos van a medir), definamos y compartamos primero las preguntas, los retos, el marco y unos indicadores y metodologías de medición a su medida.

En 2015 decenas de plataformas municipalistas se presentaban a las elecciones municipales y obtenían resultados realmente inesperados: ganaban los ayuntamientos las de grandes ciudades como Barcelona, Madrid o Zaragoza y también de muchas otras, además de conseguir concejales en la oposición en otros tantos casos. El municipalismo se situaba así en el centro de la política del Estado español mediante lo que se considera hoy el asalto institucional de las herederas del 15M.

Este libro analiza el ciclo municipalista 2015-2019 y lo hace a través de un horizonte común, la ciudad democrática, hacia el cual camina un proyecto que aprende haciendo. Las autoras sitúan y analizan la irrupción del municipalismo, analizan críticamente diferentes políticas públicas transformadoras e innovadoras implementadas por y en las “ciudades del cambio” en ámbitos como la tecnopolítica o los bienes comunes y también cuentan cómo las nuevas organizaciones y redes municipalistas han intentado, con mayor o menor éxito, cambiar las formas de hacer política para volverlas más feministas, horizontales y democráticas.

Salus.coop aims to legitimize citizens’ rights to control their own health records while facilitating data sharing to accelerate research innovation in healthcare.

Why is this important

The future of our health significantly relies upon the potential of combining, integrating and sharing health data from different sources. However, the decision to share one’s data requires sizing many risks, which include privacy, security, and even the potential misuse of data. Who do we trust to make these judgements? Although European citizens legally own their health data, in practice they often cannot access their data or control its use. This is hindering innovation in healthcare and slowing down research.