Autonomía digital y tecnológica

Código e ideas para una internet distribuida

Linkoteca. España


En Cuelgamuros hay 33.833 cadáveres, 12.410 de personas desconocidas, arrastrados desde casi todas las provincias de España. Son los otros muertos del Valle de los Caídos.

De Madrid hay 4.083 muertos cerca de Franco. Le siguen Tarragona con 3.902 y Zaragoza con 3.691. Luego hay 2.346 de Teruel y más de mil de Asturias, Lleida y Castellón. El mapa arroja un dato llamativo: apenas 466 cadáveres trasladados desde Andalucía, la región que acumula un mayor número de desaparecidos forzados y fosas comunes generadas por el genocidio fundacional del franquismo. O Extremadura, con apenas 127.

No constan registros de entrada desde Ourense, Pontevedra ni Santa Cruz de Tenerife. Y solo 157 de los cuerpos registrados son mujeres, según la asociación Innovation and Human Rights (IHR), que ha analizado los datos de procedencia de las 20.324 personas identificadas cuyos restos fueron llevados al Valle de Cuelgamuros. Los nombres quedaron documentados en los libros de registros de la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, con ingresos anotados desde el 17 de marzo de 1959 al 3 de julio de 1983.

En 1959 fueron trasladados un total de 11.329 cadáveres. Fue el año de más actividad en las fosas. Doce meses después había otros 2.502 más y luego otros 6.608 en 1961. El teórico desarrollismo económico del país en la década de los 60 llenó algunas arcas y también el mayor osario de la guerra civil. El cementerio del Valle de los Caídos continuó acogiendo restos humanos hasta 1983.