Autonomía digital y tecnológica

Código e ideas para una internet distribuida

Linkoteca. COVID_19


Portada 24 de mayo 2020 del New York Times

The New York Times prepared a powerful front page for its May 24 print edition, marking the somber milestone of 100,000 coronavirus deaths in the United States.

The newspaper listed the names of 1,000 people who died of COVID-19 — just 1% of the total death toll.

The newspaper staff combed through obituaries and death notices for people whose cause of death was listed as COVID-19, and listed people’s names, ages, and facts about their lives.

Mortalitat de la COVID-19 per país

Lo primero que me chocó es la gama de colores del mapa. Lo normal es que se use un color y se aplique una tonalidad que se va oscureciendo conforme los valores son más altos. En este caso el valor más alto es de un color diferente de la gama, El negro no es marrón.

Además, la diferencia de color es muy grande respecto a Italia con una variación del 5%. No sé si esto es intencionado o tan solo un error de diseño. Este mapa va a la galería de ejemplos de malas visualizaciones para mis alumnos. Para colmo, los datos no eran correctos.

Como ya se dieron cuenta @resd9 y @A_Sorines el dato de Bélgica era erróneo en vez de 15,70% era 65,67%. El mapa lo publicó la Vanguardia y ha rectificado el dato aunque mantiene el color negro.

Al igual que las vacunas que se están desarrollando requieren de un tiempo de precaución para probar su fiabilidad, las tecnologías también lo necesitan para garantizar que no producirán daños sociales y brechas inasumibles en estados democráticos, así como para que no lleguen a generar precedentes peligrosos para nuestros derechos.

en primer lugar, que sean temporales. Es decir, que cuando termine el estado de alarma, dejen de funcionar. En segundo lugar, que se sepa cuáles son los propósitos y que se cumplan, lo que implica no seguir añadiendo capas con nuevas funcionalidades en cada actualización que extiendan los propósitos iniciales. Y por último, que se conozca quiénes tienen acceso a los datos que se recopilan y que no se permita el acceso a ellos a nadie más.

Estas empresas han optado por la opción descentralizada, algo que sin duda beneficia a la privacidad, pero por contra, merma el poder de decisión de los gobiernos y poderes públicos.

La actual situación nos debe servir para reflexionar acerca de la tecnología que queremos, donde la ciudadanía, informada, tome decisiones sobre qué aplicaciones o datos da y a qué actores del ecosistema digital. Los sistemas de cajas negras no deberían ser aceptables en tiempos de pandemia, pero tampoco en ningún otro momento.

Las tecnologías no son ni buenas ni malas ni neutrales, y en muchos casos depende del uso que se les dé o se les permita.

Grupos de investigación de todo el mundo están estudiando por qué la COVID-19 ataca en lugares concretos y en otros pasa de largo. Lo que parece es que «se extiende en lo que llamamos ‘clusters’ o racimo, mientras que en la gripe los contagios son más uniformes», explica el epidemiológico Fernando Rodríguez Artalejo, catedrático en la Universidad Autónoma de Madrid. Sería un grupo de infecciones en el mismo lugar y al mismo tiempo frente a contagios menos concentrados como los de la gripe común, que también son más fáciles de gestionar por los servicios sanitarios.

There are a number of suggestions for the technical implementation of this concept. These proposals range from dystopian systems of full surveillance to targeted, completely anonymous methods of alerting potentially infected persons without knowledge of the specific person.

In principle, the concept of a «Corona App» involves an enormous risk due to the contact and health data that may be collected. At the same time, there is a chance for «privacy-by-design» concepts and technologies that have been developed by the crypto and privacy community over the last decades. With the help of these technologies, it is possible to unfold the epidemilogical potential of contact tracing without creating a privacy disaster. For this reason alone, all concepts that violate or even endanger privacy must be strictly rejected.

Initially, a rumor spread that it was the Iranian government blocking the map — until human rights and freedom of speech organization Article 19 confirmed that the map is blocked not by Iran, but because of U.S. sanctions.

Iranian internet advocates say access to a resource like the Johns Hopkins map is crucial in Iran, where accurate information about coronavirus is in short supply.

La publicación de un artículo en revistas académicas es un proceso exigente que supone meses o años de trabajo, lo cual retrasa la llegada de los hallazgos de un grupo de investigación al resto de la comunidad. Ahora, la posibilidad de compartirlos antes de su publicación formal permite reaccionar ante epidemias de manera coordinada y según se desarrollan. «El acceso rápido a la información es fundamental para contrastar todo lo que está sucediendo a nivel mundial», explica Ester Lázaro, que investiga sobre evolución de virus en el Centro de Astrobiología. Que las publicaciones sean de acceso libre, además, permite a toda la comunidad científica evaluar los trabajos, estén o no suscritos a la revista de turno. “Estos repositorios eliminan las barreras de acceso además de reducir las demoras, así que son una manera fantástica de acelerar el avance científico”, opina Thomas Faust, de la editorial científica Hindawi.

El talón de Aquiles de los repositorios “pre-print” es su fiabilidad, pues los trabajos no han sido examinados previamente por otros científicos, a diferencia de los publicados en revistas. Desde BioRxiv y MedRxiv recuerdan, con una nota encima de cada artículo, que se trata de informes preliminares pendientes de revisión. “Estos repositorios son un recurso extremadamente valioso, pero deben usarse con precaución y responsabilidad”, avisa Faust. “Los lectores deben ser conscientes de que estos estudios no se han comprobado con el rigor de la revisión por pares habitual en las revistas académicas”, añade.

El propio BioRxiv publicó un estudio sobre la similitud del coronavirus con el virus del sida que contenía fallos técnicos graves. Sin embargo, varios científicos detectaron rápidamente estos errores y el artículo ya está retirado del servidor, muestra de que los repositorios “pre-print” están sometidos al intenso escrutinio de la comunidad científica. “El acceso inmediato a lo que están haciendo otros investigadores y poder comentar sus artículos de una forma fluida me parece la ventaja más importante [de estos repositorios]”, defiende Lázaro.

Estaba viviendo esta pandemia de manera virtual, siguiendo la evolución de los datos desde mi ordenador. Hasta que hace una semana me estalló en la cara y todo se volvió real: mi padre dio positivo. Se lo contagiaron en el hospital cuando estaba a punto de recibir el alta por otro achaque. Murió ayer. No pude despedirme de él.

La vulnerabilidad y la interdependencia ya estaban, cada día, como realidad cotidiana para la mayoría. ¿Qué nos impedía verlas y pensarnos desde ellas?

La sociabilidad confinada no es ninguna novedad. Lo que lo es, es su dimensión global y generalizada y el hecho de que afecte aquellos que normalmente tenemos más derecho y acceso a la movilidad.

… es muy importante que cuidemos el ambiente general en que estamos viviendo esta experiencia, las representaciones que damos, los imaginarios que saldrán del hecho de haber sido confinados.

Ante esta crisis de los futuros compartidos, es fácil que cada uno se proteja tras sus privilegios y perciba a los demás como una amenaza.

Si a cambio de una geolocalización, o de un QR o de los datos que sean nos dejan volver a salir de casa, ¿quién no estaría dispuesto a ceder esos datos? La libertad de movimientos, aunque sea de movimientos vigilados, está en nuestra percepción más valorada que muchas otras libertades.

Ce qui rend la situation actuelle tellement dangereuse, ce n’est pas seulement les morts qui s’accumulent chaque jour davantage, c’est la suspension générale d’un système économique qui donne donc à ceux qui veulent aller beaucoup plus loin dans la fuite hors du monde planétaire, une occasion merveilleuse de « tout remettre en cause ». Il ne faut pas oublier que ce qui rend les globalisateurs tellement dangereux, c’est qu’ils savent forcément qu’ils ont perdu, que le déni de la mutation climatique ne peut pas durer indéfiniment, qu’il n’y a plus aucune chance de réconcilier leur « développement » avec les diverses enveloppes de la planète dans laquelle il faudra bien finir par insérer l’économie. C’est ce qui les rend prêts à tout tenter pour extraire une dernière fois les conditions qui vont leur permettre de durer un peu plus longtemps et de se mettre à l’abri eux et leurs enfants. « L’arrêt de monde », ce coup de frein, cette pause imprévue, leur donne une occasion de fuir plus vite et plus loin qu’ils ne l’auraient jamais imaginé[2]. Les révolutionnaires, pour le moment, ce sont eux.

C’est là que nous devons agir. Si l’occasion s’ouvre à eux, elle s’ouvre à nous aussi. Si tout est arrêté, tout peut être remis en cause, infléchi, sélectionné, trié, interrompu pour de bon ou au contraire accéléré. L’inventaire annuel, c’est maintenant qu’il faut le faire. A la demande de bon sens : « Relançons le plus rapidement possible la production », il faut répondre par un cri : « Surtout pas ! ». La dernière des choses à faire serait de reprendre à l’identique tout ce que nous faisions avant.

…nous commençons à l’imaginer par nos petits gestes insignifiants mis, eux aussi, bout à bout : à savoir la suspension du système de production. En nous posant ce genre de questions, chacun d’entre nous se met à imaginer des gestes barrières mais pas seulement contre le virus : contre chaque élément d’un mode de production dont nous ne souhaitons pas la reprise.

D’où l’importance capitale d’utiliser ce temps de confinement imposé pour décrire, d’abord chacun pour soi, puis en groupe, ce à quoi nous sommes attachés ; ce dont nous sommes prêts à nous libérer ; les chaînes que nous sommes prêts à reconstituer et celles que, par notre comportement, nous sommes décidés à interrompre.

Si en un mois ou deux, des milliards d’humains sont capables, sur un coup de sifflet, d’apprendre la nouvelle « distance sociale », de s’éloigner pour être plus solidaires, de rester chez soi pour ne pas encombrer les hôpitaux, on imagine assez bien la puissance de transformation de ces nouveaux gestes-barrières dressés contre la reprise à l’identique, ou pire, contre un nouveau coup de butoir de ceux qui veulent échapper pour de bon à l’attraction terrestre.

Il s’agit de faire la liste des activités dont vous vous sentez privés par la crise actuelle et qui vous donnent la sensation d’une atteinte à vos conditions essentielles de subsistance. Pour chaque activité, pouvez-vous indiquer si vous aimeriez que celles-ci reprennent à l’identique (comme avant), mieux, ou qu’elles ne reprennent pas du tout. Répondez aux questions suivantes :

Question 1 : Quelles sont les activités maintenant suspendues dont vous souhaiteriez qu’elles ne reprennent pas ?

Question 2 : Décrivez a) pourquoi cette activité vous apparaît nuisible/ superflue/ dangereuse/ incohérente ; b) en quoi sa disparition/ mise en veilleuse/ substitution rendrait d’autres activités que vous favorisez plus facile/ plus cohérente ? (Faire un paragraphe distinct pour chacune des réponses listées à la question 1.)

Question 3 : Quelles mesures préconisez-vous pour que les ouvriers/ employés/ agents/ entrepreneurs qui ne pourront plus continuer dans les activités que vous supprimez se voient faciliter la transition vers d’autres activités ?

Question 4 : Quelles sont les activités maintenant suspendues dont vous souhaiteriez qu’elles se développent/ reprennent ou celles qui devraient être inventées en remplacement ?

Question 5 : Décrivez a) pourquoi cette activité vous apparaît positive ; b) comment elle rend plus faciles/ harmonieuses/ cohérentes d’autres activités que vous favorisez ; et c) permettent de lutter contre celles que vous jugez défavorables ? (Faire un paragraphe distinct pour chacune des réponses listées à la question 4.)

Question 6 : Quelles mesures préconisez-vous pour aider les ouvriers/ employés/ agents/ entrepreneurs à acquérir les capacités/ moyens/ revenus/ instruments permettant la reprise/ le développement/ la création de cette activité ?

(Trouvez ensuite un moyen pour comparer votre description avec celles d’autres participants. La compilation puis la superposition des réponses devraient dessiner peu à peu un paysage composé de lignes de conflits, d’alliances, de controverses et d’oppositions.)

Hay otros espejos en los que mirarnos, como Corea o Alemania, en los que hay tres claves perfectamente democráticas que acompañan la gestión de la pandemia: mascarillas para todos, información contrastada y tests, muchos tests. Las tecnologías de vigilancia masiva no pueden ser el atajo que sustituya las responsabilidades de un gobierno democrático, que es cuidar a sus ciudadanos antes de castigarlos. No dejemos que esta crisis se convierta en la versión médica del Huracán Katrina, como ha sugerido el sociólogo Mike Davis. No dejemos que la vigilancia masiva se instale en la administración. No seamos víctimas del Capitalismo Desastre que tan oportunamente describe Naomi Klein en Capitalismo Desastre y La Doctrina del Shock. Incluso si las cifras de China son ciertas y su sistema de control ciudadano funciona, una vez se haya instalado en nuestras vidas como herramienta de gobierno, no tenemos anticuerpos para repeler sus efectos secundarios.

Rechacemos la vigilancia y el castigo en favor de la empatía, el diálogo y la solidaridad.

La casa común. Grigri Projects

En estos momentos tan difíciles queremos proponeros imaginar una casa común hecha de las casas de cualquiera. Una propuesta que lanzamos para recordar y celebrar la importancia de lo público, de lo común, de los cuidados y de la capacidad para imaginar , hoy más que nunca, un futuro que deseemos vivir.

Para ello te invitamos a que nos envíes un dibujo de la planta del espacio donde estés pasando más tiempo estos días, coge un lápiz, un boli, y dibújate desde arriba, sin miedo. Cuando lo tengas hazle una foto y envianoslo por email, escribiéndonos a hola@grigriprojects.org o en un mensaje de whatsapp/telegram al teléfono: 639733900.

Con todos estas imágenes vamos a armar una casa que será la suma de cada uno de nuestros hogares.

Una casa común lista para albergar futuros compartidos y servir como tentativa de un manifiesto para enunciar otros mundos, no sólo posibles, sino urgentes y necesarios.

Muchas gracias de antemano, un abrazo grande.

#Hagamoscasa #Futurocompartido #Confinamiento

La línea naranja representa a los ingresados en UCI. Cada vez que se eleva por encima de un umbral, por ejemplo, 100 a la semana, el país cerraría todas las escuelas y la mayoría de las universidades e impondría el confinamiento social. Cuando los ingresos vuelven a caer por debajo de 50, esas medidas se levantarían, pero las personas con síntomas o cuyos familiares tuvieran síntomas deberían seguir en sus hogares.

So although many of us have to stay in, there are still ways that we can help—by simply improving the map. We’ve been talking with the mapping community to find out what the current mapping priorities are and how you can help. Here are some of the mapping attributes that are increasingly important in the current environment:

Hospitals/clinics including facilities and surrounds: This includes the opening hours, addresses, services provided, building outlines, and helipads for countries where air ambulances are commonly used.

Pharmacies: Opening hours, locations and addresses.

Supermarkets, marketplaces, and convenience stores: Opening hours, locations and addresses.

Banks, ATMs, electronic money transfers: Particularly important with global economic disruption.

We highly encourage mapping some of the above features in an area you care about. There are also some existing tasks that you can help complete.

Hospitals in the Philippines with MapRoulette

Global health sites mapping with Healthsites

Health care clinic information globally with MapContrib

Hospital outlines and surrounds in Qom, Iran with MapRoulette

Hospital outlines and surrounds in Tehran province, Iran with MapRoulette

Importing pharmacies in Catalonia, Spain with OSM Tasking Manager

Enriching hospital data in Istanbul with MapRoulette

Evolución de contagios por Coronavirus tras las medidas de confinamiento

Strong coronavirus measures today should only last a few weeks, there shouldn’t be a big peak of infections afterwards, and it can all be done for a reasonable cost to society, saving millions of lives along the way. If we don’t take these measures, tens of millions will be infected, many will die, along with anybody else that requires intensive care, because the healthcare system will have collapsed.

We are facing an unprecedented public health crisis with the Coronavirus (Covid-19) outbreak. We believe that data-driven decisions, and people working together for the greater good, are the best way through this difficult time. Right now, it’s more important than ever to have the resources to answer critical questions that matter to your organization and people. This includes having access to timely, detailed, and trustworthy data to think quickly and move fast. We have gathered the power of our Tableau Community and our technology to create a free Covid19 Data Resource Hub to help you make confident decisions with data.

L’information officielle sur la progression de l’épidémie en France est assez fragmentée, et n’est presque jamais structurée sous forme de données.

L’objectif de ce jeu de données est de consolider l’information officielle, et de la rendre disponible dans des formats ouverts et aisément réutilisables (JSON, CSV…).
Granularité

Les données sont proposées selon plusieurs granularités : monde, pays (France), région et département.
Les données à la maille du département sont actuellement très fragmentaires.
Sources utilisées

Santé publique France
Préfectures
Agences Régionales de Santé
Ministère des Solidarités et de la Santé

Code source et issues

Lien vers le projet de collecte de données. Signalez les problèmes et erreurs de données en créant des issues à l’adresse suivante :

https://github.com/opencovid19-fr/data

The goal of this document is to help newsroom managers provide clear, useful guidance to their reporters and editors during a period in which we lack official institutional direction on how best to respond to the novel coronavirus pandemic.

None of this is medical advice—it is a framework to help you create an environment in which your teams can better cope with disruption and uncertainty.

Nor is this document meant to be exhaustive or overly prescriptive, though we think you’ll find it a useful template to adapt to the specific needs of your newsroom.

Me da miedo que se aplaudan decisiones coercitivas como el confinamiento forzoso que, incluso pudiendo ser necesario, es el resultado del fracaso de la propia ciudadanía para actuar cívicamente y evitar en la medida de sus posibilidades las interacciones sociales

Captura de pantalla de "Coronavirus Map: U.S. Cases Surpass 10,000"

The number of known cases of the coronavirus in the United States surged past 10,000 on Thursday morning as testing expanded and the virus spread. As of Friday morning, at least 12,392 people across every state, plus Washington, D.C., and three U.S. territories, have tested positive for coronavirus, according to a New York Times database, and at least 195 patients with the virus have died.

Foro para la discusión sobre la creación de respiradores / ventiladores abiertos. Estamos recopilando información, de forma colectiva, para el diseño de dispositivos médicos, abiertos, que ofrezcan alternativas en caso de necesidad.

Across the globe, a coronavirus culture is emerging, spontaneously and creatively, to deal with public fear, restrictions on daily life, and the tedious isolation of quarantine. “This is a bad science-fiction movie that is real,” Agustín Fuentes, an evolutionary anthropologist at the University of Notre Dame, told me, in a late-night discussion this week, about how COVID-19 may alter the human journey. He envisions a profound evolutionary process to insure the survival of the species as pandemics become more common. It’s already visible.

La globalización capitalista es biológicamente insostenible en ausencia de una infraestructura sanitaria pública internacional. Pero nunca existirá hasta que se acabe con el poder de las farmacéuticas y la sanidad con ánimo de lucro.

Al igual que lo hacen las gripes anuales, el virus está mutando a medida que atraviesa poblaciones con composiciones etarias e inmunidades adquiridas diferentes. La variedad que seguramente llegará a los estadounidenses ya es ligeramente diferente a la del brote original de Wuhan.

Sin embargo, no muy a menudo se reconoce que un 60% de la mortalidad mundial tuvo lugar en el oeste de la India, donde la exportación de cereales hacia el Reino Unido y unas brutales prácticas de requisamiento coincidieron con una grave sequía. La escasez de alimentos resultante condujo a millones de personas pobres al borde de la inanición. Se convirtieron en víctimas de una siniestra sinergia entre malnutrición, que inhibió su respuesta inmunitaria a la infección, y una neumonía bacteriana y vírica galopante. En otro caso, en el Irán ocupado por los británicos, varios años de sequía, cólera y escasez de alimentos, seguidos de un brote generalizado de malaria, sentaron las condiciones previas para la muerte de aproximadamente una quinta parte de la población.

…as consecuencias desconocidas de la relación entre malnutrición e infecciones existentes, debería alertarnos de que el COVID-19 podría seguir un camino diferente y mucho más mortífero en los suburbios de África y del sur de Asia. El peligro para los pobres del mundo ha sido ignorado casi por completo por los periodistas y por los gobiernos occidentales. El único artículo que he visto publicado afirma que como la población urbana de África Occidental es la más joven del mundo, la pandemia debería tener allí solo un impacto leve. En vista de la experiencia de 1918, la extrapolación parece ridícula. Nadie sabe lo que pasará en las próximas semanas en Lagos, Nairobi, Karachi o Calcuta. Lo único que es seguro es que los países ricos y las clases ricas se concentrarán en salvarse a sí mismas y prescindirán de la solidaridad internacional y de la ayuda médica. Muros y no vacunas: ¿puede haber un modelo más malvado para el futuro?

El acceso a las medicinas vitales, incluidas las vacunas, los antibióticos y los antivirales deberían ser un derecho humano, y estar universalmente disponibles sin coste alguno. Si los mercados no pueden proporcionar los incentivos para producir de forma barata estos fármacos, entonces los gobiernos y las organizaciones sin ánimo de lucro deberían asumir la responsabilidad de fabricarlas y distribuirlas. La supervivencia de los pobres debe considerarse una prioridad mayor que las ganancias de las grandes farmacéuticas.

…parece que la globalización capitalista es biológicamente insostenible en ausencia de una infraestructura sanitaria pública verdaderamente internacional

Teams are making ready-to-use COVID-19 datasets easily accessible for the wider data visualization and analysis community. Johns Hopkins posts frequently updated data on their github page, and Tableau has created a COVID-19 Resource Hub with the same data reshaped for use in Tableau.

These public assets are immensely helpful for public health professionals and authorities responding to the epidemic. They make data from multiple sources easy to use, which can enable quick development of visualizations of local case numbers and impact.

At the same time, the stakes are high around how we communicate about this epidemic to the wider public. Visualizations are powerful for communicating information, but can also mislead, misinform, and — in the worst cases — incite panic. We are in the middle of complete information overload, with hourly case updates and endless streams of information.