Autonomía digital y tecnológica

Código e ideas para una internet distribuida

Tratamos Internet de la misma manera que a los océanos

We treat the Web like our oceans, which are now so polluted by plastic that we have gigantic floating “garbage patches”. In this ocean, think of Facebook as the beach resort where you go with your family on an all-inclusive holiday. And Twitter is the cruise ship that sails you around the world but doesn’t encourage you to step ashore.

Did We Kill The Web?

La metáfora de internet como un océano es potente y adecuada porque nos hace pensarlo como un procomún que hay que cuidar. Nos hace pensarlo desde la ecología. Y quizás replantearnos la idea de que internet, como los océanos, parece que se traga todo y que da igual lo que hagamos con su inmensidad, que ahí seguirá.

Y pensar en los usuarios de Facebook y Twitter como turistas de pulsera todo incluido es cómico y trágico a la vez.

Ecología, software libre y Ciudad Escuela. Sesión de Ecología a debate

Imago voragine.net
• Por
Ecología a debate es un ciclo de sesiones para abordar colectivamente temas entre la ecología y la arquitectura. Las llevan organizando Iñaki Alonso y Ana González, de la Asociación Ecómetro, desde el año 2012. El pasado 3 de febrero participé en la sesión dedicada a debatir sobre las relaciones entre software libre y ecología. Además conté el proyecto Ciudad Escuela y el sistema de reconocimiento de aprendizajes no reglados basado en los Open Badges que usamos en él.

Badges digitales: reconocimiento y certificación de aprendizaje para Ciudad Escuela

Imago voragine.net
• Por
Desde hace unos meses colaboro en el proyecto Ciudad Escuela, un espacio de aprendizaje con la ciudad como escenario pedagógico, un lugar donde organizar e intercambiar lo aprendido en diferentes experiencias auto-organizadas de acción urbana que se desarrollan en Madrid. La construcción de estos procesos urbanos se fundamenta en un conocimiento colectivo y distribuido que se va transfiriendo entre personas, entre proyectos, y aplicando a diferentes lugares. En cualquier caso escapa a los sistemas tradicionales de reconocimiento y certificación de lo aprendido. Por esta razón en Ciudad Escuela hemos incorporado los badges digitales como sistema de reconocimiento y certificación.

La importancia de los espacios digitales propios: contra la recentralización y la intermediación

Algunas reflexiones sobre qué significa tener un espacio digital propio, digamos un blog, en un servidor propio con un dominio propio. Sobre la importancia de tenerlo cuando proliferan las plataformas recentralizadoras e intermediadoras:

los blogs ya no son masivos, han quedado para aquellos que buscamos crear entornos de discusión y generación de ideas que en entornos reduccionistas como Twitter, Tumblr o Pinterest no maduran con facilidad debido al acelerado flujo de información y el ritmo de consumo al que ésta se ve sometido.

Si escribes un blog en el Huff (o en Blogger, o aceptas colaborar con esa publicación de gran distribución que te aporta visibilidad), no olvides contárselo al mundo en paralelo desde tu propio dominio/web, que será la única forma de construir una verdadera identidad digital desintermediada. Despójate de dependencias que no necesitas y usa cualquier otra herramienta como posicionamiento vías de crear marca, como antes usabas Google y ahora usas Twitter.

Más en El búho y el conejo, guerra eterna, por José Alcántara.

Cómo convertir la participación en explotación: estrategias de apropiación del procomún

Sobre cómo las empresas tecnológicas convierten la participación en explotación, y se apropian de la inteligencia colectiva, del procomún.

El caso de la compra por parte de Google del archivo de Deja News en Usenet es un sutil ejemplo de participación convertida en explotación. Usenet nació en 1981 y funciona como un sistema distribuido de servidores indirectamente conectados, de forma que no haya un servidor general que aloje los posts, lo que lo diferencia de un sistema de tablón de anuncios (BBS) o de una lista llevada por una compañía. En 1995, Deja News empezó a almacenar su material tanto antiguo como nuevo en Usenet y creó una interfaz con opciones de búsqueda. Deja fue adquirido por Google en 2001 y Google ha incorporado a Usenet dentro de sus propios grupos.

La apropiación por parte de Google de todo el trabajo gratuito que está almacenado en los posts y discusiones de Usenet es un ejemplo de cómo una red distribuida de participación se convierte en una arquitectura de explotación cerrada. Aunque Google no es dueño de todo el material posteado, si es el dueño de la igualmente valiosa interfaz. La estrategia que usó Google cuando compró Deja es equivalente al método de acotación que se usa dentro de la web 2.0, a la que volveremos después. Esta estrategia puede describirse como una re-territorización del trabajo gratis, pues lo traslada al interior de una estructura capitalista de obtención de beneficios.

Soren Mork Petersen. “Loser-generated content: de la participación a la explotación y II“, en Nodo50.

Gráfico sobre la vida útil de los objetos: influencia de la democratización de los medios de producción y la inteligencia colectiva

Imago voragine.net
[actualizado el ] • Por
El siguiente textito lo escribí a raíz de un encargo para definir "Mercado de obsoletos" como término a incluir en un glosario que hasta dónde yo sé nunca llegó a ver la luz. Originalmente fue publicado en el blog de Obsoletos. Gráfico sobre la vida útil de los objetos, y las fuerzas que infuyen en ella.

Lógica distribuida para la autoorganización ciudadana

Imago voragine.net
[actualizado el ] • Por
El título de este post es también el de un artículo que la organización Cibervoluntarios me pidió para publicar en su plataforma Empodera, y que además han publicado en el libro Ciberoptimismo, conectados a una actitud, en versión española e inglesa. El libro es la edición de 2013 de la compilación anual que Empodera publica desde 2009 sobre innovación social y empoderamiento ciudadano. Ha sido un placer colaborar con ellos desde el momento que me contactaron para colaborar, hasta el momento en el que he recibido las dos copias del libro por correo postal. Un gran detalle por parte de Cibervoluntarios, que sabe agradecer el trabajo de sus colaboradores. El libro Ciberoptimismo, conectados a una actitud se puede descargar en formato PDF (3,3 MB).

Infraestructuras digitales para las prácticas urbanas distribuidas. Charla en #OPENMadrid 2013

Imago voragine.net
• Por
La lógica distribuida lleva tiempo aplicándose a multitud de contextos y sistemas tradicionalmente centralizados, entre ellos el urbano, cambiando la topología centro periferia. La reducción de dependencias económicas, sociales, culturales o energéticas, es una consecuencia directa, gracias a la distribución de servicios y recursos, así como la perdida de control del antiguo centro del sistema: un nodo más en el esquema distribuido. Las nuevas redes de hospitalidad (como Couchsurfing), las de transporte (como Blablacar), o las de financiación (como cualquier plataforma de crowdfunding) siguen un funcionamiento distribuido, y es evidente que han modificado las prácticas urbanas, eliminando dependencias que el ciudadano solía tener. En definitiva ahora son posibles nuevas maneras de vivir la ciudad. Podríamos decir que estos sistemas construyen un espacio urbano más inclusivo. En la charla "Infraestructuras digitales para las prácticas urbanas distribuidas" analizaremos estas redes y los espacios digitales que las soportan.

Material de mi presentación “Cómo elegir casero digital” en Think Cities

Imago voragine.net
• Por
El pasado lunes 10 de junio, Domenico Di Siena me invitó a hablar en Think Cities. Llamé a la sesión Cómo elegir casero digital, a raíz de una reciente experiencia personal de la que he aprendido mucho. Durante la sesión conté cómo en internet somos inquilinos, raramente propietarios, y repasé rápidamente cómo está organizada la propiedad en internet. Luego hablamos de cómo nos afecta esta condición de estar siempre utilizando espacios digitales privados y ajenos, y de cómo se puede lograr tener un espacio público equivalente teniendo en cuenta este escenario. Aunque cada uno de los espacios que conforma internet es privado, la conexión que se establece entre ellos puede no serlo, en función cómo se haga. Para que exista espacio público equivalente, esta conexión tiene que tener un funcionamiento distribuido, pero también estar soportada por una infraestructura distribuida: protocolos de comunicación basados en estándares abiertos, software libre y conocimiento libre.

Analizando las libertades de los espacios digitales que frecuentas

Imago voragine.net
• Por

Hace poco más de un mes los propietarios de CDMon decidieron impedir el acceso a sus servidores a usuarios que se encontrasen fuera de España. Todo el que intentó acceder a su espacio desde una IP no española, como yo, se dio con el firewall en las narices.

En internet se puede ser propietario, pero lo más corriente es estar de alquiler o de visita en espacios donde es el dueño el que decide qué libertades tenemos y cuándo dejamos de tenerlas. Como dice Richard Stallman, "Lo que hacemos en la red, lo hacemos mientras nos lo permiten."

Al contrario que en el espacio urbano, en los espacios digitales los usuarios no tienen derechos, como explica Stallman, por lo que es importante asegurarse un grado de control suficiente que permita habitarlos con autonomía. O si esto no es posible, al menos ser conscientes de a qué libertades renunciamos en cada espacio.