Autonomía digital y tecnológica

Código e ideas para una internet distribuida

Linkoteca. criptomonedas


…Muy pronto un negocio mucho más atractivo que el teatral atrajo mi atención y la del país. Era un asuntillo llamado mercado de valores. Lo conocí por primera vez hacia 1926. Constituyó una sorpresa muy agradable descubrir que era un negociante muy astuto. O por lo menos eso parecía, porque todo lo que compraba aumentaba de valor. No tenía asesor financiero ¿Quién lo necesitaba? Podías cerrar los ojos, apoyar el dedo en cualquier punto del enorme tablero mural y la acción que acababas de comprar empezaba inmediatamente a subir. Nunca obtuve beneficios. Parecía absurdo vender una acción a treinta cuando se sabía que dentro del año doblaría o triplicaría su valor.

I’m not at all ‘anti-crypto.’ I’m a big fan of cryptography. I am, however, anti- tax evasion, money laundering, ponzi schemes, multi-level marketing, and needless waste of energy.

I’m also anti- silver bulletism, anti-technosolutionism, and anti-convincing everyday people to invest their scarce capital in unregulated sectors where it’s very easy for them to lose everything with no recourse.

Additionally, I’m anti- focusing tons of energy on convincing everyday people that salvation lies in speculation.

Finally: WHAT IF the same amount of time and energy put into convincing everyday people to invest in cryptocurrencies, NFTs, and DAOs went into convincing everyone to move their money to credit unions, invest in local businesses & land trusts, & directly support artists?