Autonomía digital y tecnológica

Código e ideas para una internet distribuida

La responsabilidad ecológica en el software libre

Imago voragine.net
• Por

Hace unos meses estuvimos hablando de la relación entre ecología y software libre en una de las sesiones Ecología a debate que organiza la Asociación Ecómetro, de la que soy miembro.

Sobre este tema, leo una idea muy interesante en una entrevista que hicieron a Dawn Danby, responsable del Autodesk Sustainability Workshop, durante el encuentro POC21.

Ecología, software libre y Ciudad Escuela. Sesión de Ecología a debate

Imago voragine.net
• Por
Ecología a debate es un ciclo de sesiones para abordar colectivamente temas entre la ecología y la arquitectura. Las llevan organizando Iñaki Alonso y Ana González, de la Asociación Ecómetro, desde el año 2012.El pasado 3 de febrero participé en la sesión dedicada a debatir sobre las relaciones entre software libre y ecología. Además conté el proyecto Ciudad Escuela y el sistema de reconocimiento de aprendizajes no reglados basado en los Open Badges que usamos en él.

Diseño colaborativo: abriendo el proceso de diseño

Imago voragine.net
• Por

El título de esta entrada es también el de un artículo que escribí por encargo de mi amigo Carlos Jiménez para el número 12 de la revista MasD, de la que es editor.

El artículo, Diseño colaborativo: abriendo el proceso de diseño, explica lo que desde nuestra práctica entendemos como proceso de diseño colaborativo, algunas nociones de cómo llevarlo a cabo y qué ventajas puede tener sobre modelos más tradicionales. El artículo es una destilación de lo que hemos aprendido investigando y experimentando en el estudio de diseño y desarrollo web montera34, desde que lo pusimos en marcha allá por 2004, Juan López-Aranguren, Ruben Lorenzo, Pablo Rey y yo.

Resumen: Frente a las formas tradicionales de organizar el proceso de diseño se pueden plantear nuevos esquemas más flexibles que desdibujan la separación entre cliente y diseñador. Los procesos de trabajo colaborativo facilitan la comunicación entre las distintas partes implicadas a cambio de debilitar las barreras de conocimiento de los distintos expertos, incluidos los diseñadores. Por otra parte, las nuevas tecnologías, al tiempo que facilitan la comunicación y el intercambio de conocimiento, también permiten al diseñador acceder a un amplio catálogo de soluciones disponibles, modificando por completo el entorno en el que desarrolla su trabajo y relativizando la importancia de la originalidad en el proceso de diseño. En este nuevo paradigma, la gestión del conocimiento creado colectivamente (procomún) y la comunicación con el cliente pasan a ser habilidades imprescindibles para llevar a buen fin cualquier proceso de diseño.

Analizando las libertades de los espacios digitales que frecuentas

Imago voragine.net
• Por

Hace poco más de un mes los propietarios de CDMon decidieron impedir el acceso a sus servidores a usuarios que se encontrasen fuera de España. Todo el que intentó acceder a su espacio desde una IP no española, como yo, se dio con el firewall en las narices.

En internet se puede ser propietario, pero lo más corriente es estar de alquiler o de visita en espacios donde es el dueño el que decide qué libertades tenemos y cuándo dejamos de tenerlas. Como dice Richard Stallman, "Lo que hacemos en la red, lo hacemos mientras nos lo permiten."

Al contrario que en el espacio urbano, en los espacios digitales los usuarios no tienen derechos, como explica Stallman, por lo que es importante asegurarse un grado de control suficiente que permita habitarlos con autonomía. O si esto no es posible, al menos ser conscientes de a qué libertades renunciamos en cada espacio.