Autonomía digital y tecnológica

Código e ideas para una internet distribuida

Cómo elegir un ordenador portátil ThinkPad de segunda mano

Imago voragine.net
[actualizado el ]

Más o menos frecuentemente hay alguna persona que me pide consejo para comprar un ordenador portátil de segunda mano. Hay veces también que la pregunta es más genérica: ¿qué ordenador portátil me compro? También en este caso, casi siempre mi primera recomendación es comprar un ordenador de segunda mano.

Publico aquí los aspectos a tener en cuenta para elegir un ordenador de segunda mano, así si alguien tiene alguno más y le apetece dejarlo en los comentarios, quizás consigamos una guía más completa.

¿Por qué comprar de segunda mano?

Muy pocas veces veo necesario comprar un ordenador nuevo. El uso que hace la mayoría de las personas de su ordenador personal no requiere una gran máquina, salvo quizás las personas que editan vídeo, procesan imágenes en 3D o hacen cálculos estadísticos. Para otros usos, un ordenador con unos añitos de antigüedad funcionará perfectamente.

Los ordenadores de segunda mano son sensiblemente más baratos que los nuevos. Y luego está el aspecto ecológico. Además si usas Linux, un ordenador con cierta antigüedad es más fácil de configurar ya que la comunidad linuxera habrá tenido tiempo suficiente para desarrollar controladores libres para todas las piezas de hardware.

¿Por qué comprar un ThinkPad?

ThinkPad es un modelo de ordenadores portátiles que fue creado por IBM en 1992 y comprado en 2005 por Lenovo. La reparabilidad de los portátiles ThinkPad es legendaria. Se ha perdido en los modelos más recientes, menos modulares y desmontables, sin embargo para los antiguos modelos es posible encontrar y comprar cualquier pieza por internet. IBM empezó a publicar los manuales de mantenimiento y uso de sus máquinas, y Lenovo lo ha seguido haciendo, así que sustituir cualquier componente está al alcance de cualquiera que esté dispuesto a invertir algo de tiempo en leer los manuales y desatornillar unos cuantos tornillos.

Más o menos cada tres años, las empresas renuevan su parque de ordenadores: sustituyen los que tienen por el último modelo de la misma familia. Muchos revendedores compran todo el lote de una empresa y lo ponen en venta en tiendas de segunda mano físicas y por internet. Los ThinkPad son tradicionalmente portátiles de empresa, así que es fácil encontrarlos en buen estado, ya que han sido usados durante unos pocos años, y a buen precio en el mercado de segunda mano, ya que hay mucha oferta.

Aspectos a tener en cuenta para elegir un ThinkPad de segunda mano

El procesador

Los ThinkPad usan procesadores Intel Core. Siempre recomiendo que sea de la gama i7. Merece la pena pagar la diferencia con un i5 o un i3. El equipo durará más e irá sensiblemente más rápido.

Para entender más en profundidad los diferentes tipos de procesadores Intel se puede consultar la guía Acerca de los números de procesador Intel.

La memoria RAM

Para la mayoría de las personas 4GB puede ser suficiente, aunque un ordenador con 8GB irá sensiblemente mejor, ahora que los navegadores web son bestias difíciles de saciar. Los modelos antiguos, hasta 2012 o así, no soportan más de 8GB de RAM.

La batería

Probablemente haya que cambiar la batería en algún momento si se compra un ordenador de segunda mano; es bueno tenerlo en cuanta a la hora de calcular el precio.

Una buena pregunta a hacer al vendedor para conocer estado de la batería es si da para ver una película de dos horas. Si no da habrá que cambiarla más pronto que tarde.

En las baterías la capacidad se mide en micro amperios hora (mAh). Ésta es la buena medida y no tanto las celdas. A partir de 5000mAh estamos hablando de una batería duradera. No obstante el tiempo de autonomía depende de muchos más factores: el sistema operativo, el software en ejecución…

El disco

Además de la capacidad hay que tener en cuenta el tipo de disco. Los SSD son más silenciosos, rápidos y consumen menos energía que los HDD. además dicen que duran más que los HDD ya que no tienen partes móviles. Sin embargo son sensiblemente más caros.

Las series, o familias, de ThinkPad

Cada familia de ThinkPads está identificada con una letra. Los portátiles que más se encuentran son los de la familia T y la familia X. La diferencia fundamental entre ambas es el tamaño: los portátiles de la serie T son máquinas con pantallas de 14 o 15 pulgadas. Los de la serie X son máquinas compactas y ligeras con pantalla de 12,1 pulgadas. Si lo que se quiere es un ordenador para moverse, hay que mirar la serie X sin duda. Los ThinkPad serie X tienen mayor autonomía energética también.

En la ThinkWiki se pueden consultar todas las familias de ThinkPad.

Los modelos, o generaciones, de ThinkPad

Dentro de cada familia están las diferentes generaciones. X61, X201, X220… T430, T530… Casi siempre cuanto mayor sea el número que acompaña a la letra de la familia, más reciente será el portátil. Como decía en el apartado sobre el procesador, los ThinkPad siempre tienen procesadores Intel Core. Cada modelo usa un procesador de una generación de procesador superior al modelo anterior, así que el salto en potencia de cálculo y rapidez es considerable de un modelo a otro.

Hay modelos que introducen además cambios sustanciales con respecto al anterior. Quizás el más brusco es el cambio entre la generación X61 y las siguientes, a partir de la X200, en las que se empezó a usar pantalla panorámica 16:9 en lugar de 4:3.

2 comentarios

    • Por Jorge

    Bastante de acuerdo en tus recomendaciones. Si acaso, pondría como prioridades: SSD > RAM > Procesador.

    Hoy día creo que el SSD es lo primero que instalaría en un ordenador que no lo tenga; es lo que más cambia el rendimiento.

    Lo del procesador lo veo menos claro. No tiene tanto impacto en el rendimiento como suelen vender. En mi experiencia funciona (o se percibe que funciona) mejor un i5 con 8Gb de RAM que un i7 con 4Gb (dependiendo de lo que hagas, supongo). Tampoco creo que se note tanto salto de una generación a otra, salvo algunas concretas, como de la 7 a la 8. Y la decisión entre i3, i5 e i7 viene también condicionada por cuánto quieras extender la batería, porque los i7 chupan más.

    Lo bueno de los Thinkpad es que, efectivamente, vas a poder cambiarle muchos componentes, incluso cosas que normalmente no mejorarías en cualquier otro ordenador, como la pantalla o el teclado. Así que no deja de ser buen criterio fijarse en el procesador, y a partir de ahí mejorarle todo lo demás conforme necesites.

    1. Gracias por los aportes, Jorge.

      Se me había quedado en las notas sin publicar algunas recomendaciones sobre el disco. Lo he añadido al artículo.

      Sobre el procesador: en los ordenadores viejitos el factor limitante siempre es el procesador y no la RAM, desde mi experiencia con mi X61 y con mi X201. Al usar un navegador los 4 núcleos del procesador pueden estar frecuentemente a más del 80% y usando 3GB de RAM. Quizás en configuraciones más recientes la cosa cambia…

      Y en cuanto a las generaciones de procesadores, un poco lo mismo. Mi X201 funciona con un Intel Core de primera generación. Los X220 ya van con procesadores de segunda y la diferencia es muy grande. Quizás en modelos más recientes no se nota tanto.

      Mi impresión es que cuanto más vieja es una compu más se nota cualquier cambio. Creo que es porque al hacer correr software con unas exigencias pensadas para máquinas mucho más potentes (¡software que viene del futuro!) las máquinas antiguas están al 100% de sus posibilidades, así que cualquier mejora en el factor limitante se nota mucho .

Dejar un comentario

*
*

 

Un trackback

  • Cómo clonar todo un disco duro en Linux | Autonomía digital y tecnológica

    […] Ayer me llegó un nuevo disco para mi portátil ThinkPad X201, un SSD de 500GB para sustituir mi vetusto HDD de 250GB. Llevaba tiempo queriendo cambiar el disco por un SSD para comprobar si el portátil iba más rápido y se calentaba menos. Los SSD son más rápidos y al no girar a miles de revoluciones por minuto se calientan menos. Me he decidido tras una conversación que he tenido con @eldelacajita a propósito de qué mirar cuando uno se compra un…. […]