Autonomía digital y tecnológica

Código e ideas para una internet distribuida

Investigar sin darse cuenta: archivos personales

Imago voragine.net
[actualizado el ]

Este post es parte de la serie Investigación colaborativa, divertida, barata, transmedia. Otras formas de entender la investigación, publicada a modo de cruce de posts entre el blog de Pablo Rey y el mío. Este trabajo se enmarca dentro de un estudio sobre Investigación en red coordinado por Mayo Fuster Morell parte de un proyecto más amplio sobre Juventud, Internet y Politica bajo la dirección de Joan Subirats en el marco del grupo IGOPnet.cc, con la colaboración de Montera34, para la Fundación Museo Reina Sofía sobre adolescencia y juventud.

A principios de julio de 2012, Lorenzo Barnó me contactó para avisarme de que estaba abierto el call for papers de la edición 2012 del congreso Equiciudad, animándome a presentar una comunicación. Hasta ese momento nunca había presentado una comunicación para un congreso, ni siquiera había asistido a uno. Pensé en asistir y presentar un comunicación tras valorar el potencial de compartir dos días con un grupo numeroso de gente interesada en los mismos temas que yo, conociendo iniciativas y proyectos contados por sus creadores. Sin embargo dudé bastante por la inversión de tiempo y dinero que requerían únicamente dos días. Finalmente decidí enviar una comunicación que fue aceptada y asistí al congreso.

Para escribir el texto tuve muchas conversaciones con gente de mi entorno. Esto me llevó a pensar que probablemente el resto de participantes habría hecho lo mismo, y que sería interesante poder participar en esas conversaciones, entrar en contacto con el resto de participantes antes del inicio del congreso. Así el congreso no se limitaría a dos días frenéticos en los que falta tiempo para hablar con todo el mundo.

Eventweet de Equiciudad. Arriba se pueden ver los diferentes canales: ciudad, sostenibilidad, paisaje...

Eventweet de Equiciudad. Arriba se pueden ver los diferentes canales: ciudad, sostenibilidad, paisaje…

Pensé que Eventweet podría ser útil en este sentido: una página donde poder consultar todas las conversaciones que están ocurriendo en torno al congreso y la red de personas que participarían. Aunque sin la suficiente anticipación, contacté con la organización del congreso y les propuse crear un Eventweet para Equiciudad. La idea les pareció interesante. El congreso estaba organizado en cinco salas temáticas; para retransmitir cada una de ellas los encargados de comunicación habían seleccionado un hashtag de Twitter. Tras una pequeña modificación en la programación, Eventweet Equiciudad permite consultar, además de la línea temporal completa del hashtag general del evento y las aportaciones de un usuario concreto, la línea temporal de cada una de las salas. De esta manera la actividad de cada sala quedó registrada por separado, cada una en su canal. Todas las salas funcionaron de manera simultánea durante los dos días, y fue frecuente perderse una sesión interesante por estar en otra. Consultando los canales de las otras salas, uno podía seguir diagonalmente el debate, y eventualmente hacer incursiones en la sala de al lado.

Eventweet no cumpió en absoluto el cometido de anticipar el debate entre los asistentes, sin embargo, una vez acabó el congreso me paré a mirar las estadísticas de uso del Eventweet Equiciudad, y las comparé con los datos de uso del Eventweet #meetcommons. El primer tuit recogido por el Eventweet #meetcommons fue publicado en Twitter el 12 de abril, ocho días antes del inicio del evento, por el usuario @laAnecdota; en total se archivaron 1.451 tuits de 251 usuarios diferentes, contando retuits. El primero que recogió el Eventweet Equiciudad se publicó el 13 de diciembre, el mismo día que se inauguró el congreso, y fue enviado por el usuario @javierEchepare; en total se archivaron 1.641 tuits enviados por 234 usuarios diferentes[1].

En #meetcommons la conversación en Twitter se anticipó al evento presencial, y el número de usuarios de la red social que participaron es mayor que el de asistentes presenciales. En Equiciudad, la conversación en la red social y el evento presencial comienzaron simultáneamente, y hubo más asistentes al congreso que usuarios conversando en Twitter.

Por supuesto una conversación en internet no es un indicador absoluto de la actividad de un evento, y menos la conversación en una única red social, pero los números coinciden con el hecho de que #meetcommons fue la culminación de un proceso ya existente, un punto de inflexión en la actividad de la comunidad Think Commons, y refleja de cierta manera la implicación de los asistentes con el proyecto.

Archivos personales

Según Internet World Stats, el 34% de la población mundial está conectada a internet, y lo está una media de cuatro horas al día. Para cada uno de los seres humanos conectados existe un registro en la red que va nutriéndose con sus actividades digitales. En realidad, para ser precisos, hay que decir que existen muchos registros. La red registra nuestros movimientos: la empresa que nos suministra conexión registra los dominios que visitamos, la cantidad de bytes que nos descargamos; los motores de búsqueda registran los términos que utilizamos en sus páginas, las redes sociales registran nuestras conversaciones, nuestras actividades, nuestras relaciones. Cada una de las cuatro horas que pasamos al día conectados engordamos nuestro registro.

Algunos de esos registros son públicos, cualquiera puede acceder a ellos. Eventweet, Bannertube y muchas otras aplicaciones trabajan con estos archivos personales, que constituyen una materia prima muy interesante no disponible antes de que empezásemos a vivir en la red. Los archivos personales han supuesto un aumento considerable en la cantidad de material potencialmente investigable. Pero el cambio sobre todo es cualitativo: esos archivos recogen experiencias vividas, son archivos vitales. No contienen información procesada, destilada a partir de un acontecimiento, como ocurre por ejemplo en la prensa. Son testimonios auténticos porque la persona que los emite no los piensa como testimonios.

Los archivos personales hacen investigar sin darse cuenta a toda esta multitud conectada a la red, contribuyendo a crear un archivo colectivo y distribuido, a disposición de cualquiera, que contiene la mayor cantidad de datos reunidos de la Historia.

Notas

[1] Eventweet se comunica con Twitter a través de una de sus APIs (conjunto de reglas que los programadores de una aplicación web definen para que otras aplicaciones puedan comunicarse con ella), la SEARCH API. Ésta fija unas limitaciones a la hora de hacer peticiones a las bases de datos de Twitter, con lo que Eventweet no puede recuperar tuits a partir de una determinada antigüedad, ni más de una determinada cantidad máxima de mensajes. Por esta razón los datos no son completos, pero dado que ambas versiones de Eventweet se lanzaron con una anticipación similar al inicio del evento, los datos recogidos son válidos para hacer comparativas.

Este post es la respuesta al publicado por Pablo Rey en su blog el 28 de enero de 2014: Investigar (es ir) haciendo y compartiendo: Public Lab y PageOneX. La próxima entrega de la serie se publicará en numeroteca.org el martes 4 de febrero de 2014.

Entregas anteriores de la serie:

  1. Investigar (es ir) haciendo y compartiendo: Demo or die, en numeroteca.org.
  2. Investigar sin darse cuenta: #meetcommons, acción y documentación colectiva, en voragine.net.
  3. Investigar (es ir) haciendo y compartiendo: Public Lab y PageOneX, en numeroteca.org.

No hay comentarios

Dejar un comentario

*
*

 

2 trackbacks