Autonomía digital y tecnológica

Código e ideas para una internet distribuida

Sentenc, contrato con uno mismo para evitar que el correo electrónico se convierta en un sumidero de tiempo

Imago voragine.net

Llevo tiempo pensando en usar sentenc en mis correos electrónicos, desde que Francesco me lo descubrió. Según lo entiendo, Sentenc es un contrato con uno mismo para no enviar correos infumablemente largos. Consiste en una pequeña nota que se incluye en el pie del correo y que avisa al destinatario de que el remitente responde siempre con un número predeterminado de frases: dos, tres, cuatro o cinco, según el contrato que se escoja, expresando cada idea como si estuviese usando SMS o twitter.

El aviso que se incluye en los correos es algo así:

La idea que persigue el uso de Sentenc es intentar reducir el tiempo dedicado a la lectura y respuesta de correos electrónicos, y al incluir la nota se explica que la sequedad no tiene nada que ver con el destinatario sino con motivos de eficiencia en la comunicación.

Desde que el correo forma parte de nuestra cotidianidad se han inventado multitud de sistemas para evitar que la bandeja de entrada se convierta en un sumidero de tiempo. Hay todo un sistema de abreviaturas que se incluyen en el asunto para dar pistas de lo que el destinatario se encontrará en el cuerpo del mensaje. Por ejemplo, EOM (End Of Message), NM (No Message) o SIM (Subject Is Message) indican que todo el contenido está en el asunto del correo, ahorrando el tiempo de tener que abrir el mensaje; Y/N (Yes/No) indica que únicamente se requiere un sí o un no como respuesta al mensaje, o NRN (No Reply Necessary) indica que no hace falta responder.

Este sistema se pensó en los tiempos en los que para abrir un correo electrónico había que invertir más tiempo que para abrir una carta. Con el aumento general del ancho de banda en las conexiones a internet y la rapidez de los procesadores, es cierto que la diferencia de tiempo entre abrir un correo y no abrirlo es casi despreciable. Aún así yo lo agradezco para jerarquizar la lectura de mensajes o para que quede claro que hay mensajes que no requieren respuesta.

Para los que sí requieren respuesta, Sentenc puede ser una buena manera de tener que pensar lo que se quiere responder antes de empezar a escribir. Algo parecido a lo que pasa con Twitter, donde la limitación de los 140 caracteres obliga a pensar detenidamente cómo expresar una idea económicamente.

Tras pensarlo, he decidido experimentar con Sentenc durante el mes de mayo de 2013 a ver qué tal. No voy a ser muy exigente conmigo mismo y voy a empezar con Sentenc five.

2 comentarios

    • Por Jorge

    ¡No conocía esto! ¿Qué tal está funcionando?

    1. Te hace plantearte contar las cosas economizando palabras, como en un tuit. Esta parte está bien.

      Por otro lado, hay cosas que necesitan más extensión, así que yo lo he usado de manera flexible.

      Esta semana o la que viene escribiré un post con las sensaciones que he tenido tras el mes de prueba. Aún debo decidir si sigo con ello.

Dejar un comentario

*
*

 

No hay trackbacks