Autonomía digital y tecnológica

Código e ideas para una internet distribuida

Linkoteca. hackitectura


En los 90 las redes eran mucho más libres, cualquiera se podía montar un servidor, estaba en auge el software libre… Todo era fascinante, extraordinario… Después vino un cierre muy preocupante y pasamos al estado actual en el que un puñado de corporaciones dominan la red: Google, Amazon, Facebook…

Estas grandes empresas están capturando el valor generado por la cooperación social para ganar muchísimo dinero. Mientras tanto, aumenta la precariedad de sus usuarios. Hay que pensar en cómo redistribuir la riqueza que se produce en las redes.

Pensábamos que el espacio público tenía una capa nueva: lo digital. Aparte de las piedras o los cuerpos de las gentes, están los datos y los flujos electrónicos que hacen que sucedan nuevas cosas que antes no sucedían. Planteábamos que la gente participase en la construcción de esa capa digital.

La ciudad debe saber solucionar problemas como la basura que produce sin convertirse en un problema ambiental, sin exportarla fuera de sus límites.