Autonomía digital y tecnológica

Código e ideas para una internet distribuida

Linkoteca. Eli Pariser


As web companies strive to tailor their services (including news and search results) to our personal tastes, there’s a dangerous unintended consequence: We get trapped in a “filter bubble” and don’t get exposed to information that could challenge or broaden our worldview. Eli Pariser argues powerfully that this will ultimately prove to be bad for us and bad for democracy.

Since Dec. 4, 2009, Google has been personalized for everyone. So when I had two friends this spring Google “BP,” one of them got a set of links that was about investment opportunities in BP. The other one got information about the oil spill. Presumably that was based on the kinds of searches that they had done in the past. If you have Google doing that, and you have Yahoo doing that, and you have Facebook doing that, and you have all of the top sites on the Web customizing themselves to you, then your information environment starts to look very different from anyone else’s. And that’s what I’m calling the “filter bubble”: that personal ecosystem of information that’s been catered by these algorithms to who they think you are.

Una burbuja de filtros es el resultado de una búsqueda personalizada en donde el algoritmo de una página web selecciona, a través de predicciones, la información que al usuario le gustaría ver basado en información acerca del mismo (como localización, historial de búsquedas, y elementos a los que les dio clic en el pasado) y, como resultado, los usuarios son alejados de la información que no coincide con sus puntos de vista, aislándolos efectivamente en burbujas ideológicas y culturales propias del usuario.

Un ejemplo son los resultados de la búsqueda personalizada de Google y el hilo de noticias personalizadas de Facebook . El término fue acuñado por el ciberactivista Eli Pariser en su libro que tiene el mismo nombre; de acuerdo a Pariser, los usuarios son menos expuestos a puntos de vista conflictivos y son aislados intelectualmente en su propia burbuja de información. Pariser relata un ejemplo en donde el usuario hace una búsqueda en Google para “BP” y tiene como resultado noticias acerca de British Petroleum mientras que otra persona obtuvo información acerca del derrame de petróleo Deepwater Horizon y que los dos resultados de búsqueda fueron muy diferentes entre ellas.

Según Mark Zuckerberg: «Saber que una ardilla muere en tu jardín puede ser más relevante para tus intereses que saber que muere gente en África».