Autonomía digital y tecnológica

Código e ideas para una internet distribuida

Linkoteca. transexual


IBM despidió a Lynn Conway en 1968 tras descubrir que pretendía cambiarse de sexo. La investigadora sobrevivió sin trabajo y sin familia en las calles de San Francisco gracias a otras transexuales que sufrían la persecución policial. Trabajó en Xerox PARC ocultando su pasado y realizó importantes avances en el campo del diseño de chips en los 70. Sin embargo, el coautor de sus investigaciones se llevó casi todos los honores. Ignorada en Silicon Valley, primero por ser transexual y después por ser mujer, ahora su labor comienza a ser reconocida.

«Al poner los pronombres en la bío de tu red social, dejas claro cuál es el trato que prefieres por parte de los demás, y así nadie tiene que asumir tu género ni preguntarte, lo que podría ponerte en una posición incómoda», explica Asra Chueco, escritor y activista LGTB que se define como persona no binaria y tiene indicados los pronombres «él/elle» en su biografía de Twitter. «Elegí poner mis pronombres en mi perfil de Twitter para reflejar un poco mejor lo que hago en mi vida diaria y apoyar al colectivo trans».